Si en algún momento tratamos de ahorrar, pero no podemos o no alcanzamos las metas que nos planteamos, entonces lo más probable es que hay algo que hacemos mal. Foto: Pixabay.
Ciudad de México.- Si en algún momento tratamos de ahorrar, pero no podemos o no alcanzamos las metas que nos planteamos, entonces lo más probable es que hay algo que hacemos mal.

Contar con un fondo de ahorros para emergencias es necesario, pues de esta manera podemos enfrentar los imprevistos sin necesidad de adquirir deudas impagables.

De acuerdo con Holly Johnson del blog TheSimpleDollar, hay gastos mensuales que se pueden recortar y que nadie va a extrañar.

Meses después de llevar un registro de los gastos de la casa, Johnson se dio cuenta que 1) El desembolso en comida estaba fuera de control, 2) el presupuesto de entretenimiento no era lo que debería ser, y 3) las mensualidades del auto tomaba más de lo planeado.

A continuación presentamos 5 gastos que se pueden eliminar para mejorar el ahorro mensual.

1. Televisión por cable

Es necesario pensar si vale la pena pagar o no por este servicio. La mayor parte del día estamos en el trabajo y sólo llegamos a ver la tele un par de horas por la noche.

En este caso, para no prescindir totalmente del entretenimiento dentro de casa, lo mejor sería pensar en costear un servicio como Netflix, que es hasta 50% más barato. Otra opción es comprar un Apple TV o Chrome Cast para ver la televisión por Internet.

2. Mensualidades del auto

Ceñirse a pagar la mensualidad mínima muchas veces no funciona, pues si bien la deuda no crece, tampoco disminuye considerablemente y el tiempo para pagarla sólo se hace más largo.

De ser posible, lo más aconsejable es aportar más de lo requerido para acabar pronto y pagar menos intereses. El bolsillo siempre agradece tener menos gastos.

3. Salir a cenar

Disminuir las salidas a comer y comprar sólo los alimentos necesarios para la casa es de gran ayuda. La lógica es que si se adquiere comida para la casa, entonces no tiene sentido ir a un restaurante. Es doble gasto.

El crear planes de comida aporta al control del presupuesto. Por un lado, destinar determinada cantidad a comer fuera de casa y planear las veces que se va a salir; por otro, armar un calendario de los días que sería mejor cocinar.

4. La membresía del gimnasio

Sólo los verdaderos amantes del ejercicio aprovechan al 100% un gimnasio. Casi es el mismo caso que la televisión por cable: vamos cuando podemos y pueden pasar semanas enteras sin aparecernos por ahí.

Si hacemos ejercicio de manera esporádica, por ejemplo, correr, en este caso, lo mejor es hacerlo en la calle. En internet también se pueden encontrar sesiones de yoga o acondicionamiento para hacer en casa.

5. Gastos hormiga

Entrar al supermercado sin una lista que nos sirva como guía de lo que debemos comprar es uno de nuestros grandes errores. Al final, terminamos por llevarnos a casa cosas que ni queríamos. Sólo somos presas nuestros impulsos de consumidor.

Nuevamente, lo mejor es asignar un presupuesto para las compras del hogar y respetar ese gasto. En la medida de lo posible, también es aconsejable dejar de comprar antojos como golosinas o café cuando vamos por la calle.

Fuente: dineroenimagen.com/
Por: REDACCIÓN