Hace unos años, cerca de la fecha del Buen Fin, mi computadora se arruinó. Repararla costaba casi lo mismo que comprar una nueva, por lo que decidí comprar otra.

Revisé las promociones y ofertas que ofrecían en computadoras, para mi sorpresa, otorgaban mejores financiamientos, recompensas y bonificaciones a la hora de adquirir el producto.

En el 2016 durante el Buen Fin, los comercios al por menor utilizaron diversas estrategias de venta, entre las que destacan: descuentos sobre el precio de venta (83.4%), más líneas de productos con descuento (10.9%), productos de regalo en montos mínimos de compra (10.8%), otras estrategias (16.8%) y ninguna (6.1%). Mientras que las principales formas de pago que ofrecieron los comercios fueron meses sin intereses (59.3%), bonificación de puntos, kilómetros, dinero electrónico, etc. (15.9%), compre hoy y pague después (5.2%), otras formas de pago (5.9%) y ninguna promoción (26.3%). Esto de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre las lecciones que aprendí para hacer buenas y mejores compras en esta temporada anual de descuentos están:

1. Compara los productos que quieres con anticipación. Si quieres renovar algún electrodoméstico o aparato electrónico en tu hogar, lo ideal es que selecciones 3 modelos y los compares en diferentes tiendas al menos 3 semanas antes del Buen Fin, así podrás tener un mejor panorama de cuánto aumenta o disminuye su precio. A su vez, podrás conocer las formas de financiamiento y bonificaciones que ofrecen las tiendas. Con ello tomarás una mejor decisión y sabrás si te conviene adquirir el producto en esta fecha, o deberás esperar a comprarlo pasado el Buen Fin.

2. Liquida tu tarjeta de crédito. Al llegar el Buen Fin, muchas veces nos volvemos locos al encontrar ciertas ofertas que pensamos que jamás volverán, por lo que tendemos a comprar sin meditar si tenemos o no la capacidad, tanto de crédito como de pago, para hacer frente a este gasto; lo ideal es que a partir de ahora comiences a saldar las deudas pendientes que tienes en tu tarjeta de crédito. Así, cuando llegue el Buen Fin, no tendrás adeudos y podrás comprar los artículos que quieras sin temor a que tu tarjeta no pase o se sature.

3. Si vas a adquirir un viaje, activa alertas. Sabemos que comprar boletos de avión o paquetes vacacionales con anticipación es lo mejor que podemos hacer para obtener un mejor precio. Si tu viaje se acerca y no has comprado aún el vuelo, Kayak, Google Flights o SkyScanner son algunas páginas web que te alertan acerca de las fechas en las que es más barato adquirirlo. En esta fecha, aprovecha las promociones y descuentos que este tipo de páginas ofrecen.

4. Si piensas en comprar un carro, evalúa las ofertas. Es común que las agencias hagan descuentos en el precio de venta en ciertos modelos de autos si se pagan al contado; esta es una buena opción para adquirir el auto y venderlo en años próximos. De esa forma la diferencia entre el valor comercial del auto y el costo por haberlo adquirido será mínima, en comparación con haberlo adquirido al precio normal y venderlo al precio comercial que se establezca.

5. Saca provecho de las promociones. Es común que cuando vamos a comprar artículos en oferta, a la hora de pagar, existan diferentes promociones o descuentos dependiendo de la tienda. Elige aquella que dé una mejor bonificación por el gasto realizado, no te dejes guiar solo por los atractivos meses sin intereses, si puedes sacar provecho de ellos elige aquella que te dé recompensas.

A la hora de hacer una compra, piensa si el artículo que seleccionaste es necesario e imperdible, si solo es un gusto o capricho, o si lo compras solo por el calor del momento. Con ello evitarás adquirir deudas innecesarias y de las que podrías arrepentirte.

Fuente: Dinero en Imagen
Fotografía: dineroenimagen.com