La tensión que nos genera la situación puede traernos consecuencias físicas y mentales.

Una preocupación excesiva, que a veces no sabemos ni de dónde viene, es lo que muchas veces experimentamos en una crisis de ansiedad.

Lo más triste de todo es que la tensión que nos genera la situaciónpuede traernos consecuencias físicas y mentales, como dejarnos totalmente exhaustos como para estudiar o trabajar y a la larga causarnos depresión.

En un entorno como el que vivimos, nadie se salva de experimentar de vez en cuando una de estas crisis, por eso, en esta galería quise enumerar 15 pensamientos que te harán sentir mejor cuando sientas que la ansiedad ataca de nuevo.

1.- La prisa de los demás, no tiene por qué ser la mía.
2.- He superado momentos difíciles y lo haré de nuevo.
3.- tengo la fortaleza necesaria para no volver a pasar por esto.
4.- Necesito ayuda y no tengo miedo de pedirla.
5.- Soy fuerte y soy capaz de superar cualquier adversidad.
6.- Esto no es tan grave, solo necesito relajarme.
7.- Todos cometemos errores, no tengo por qué sentirme avergonzada por el mío.
8.- Dejaré a un lado este miedo y estaré bien.
9.- Me dare una hora para sentir tofo esto, después no volveré a pensar en ello.
10.- De nada me sirve preocuparme, si no me ocupo en resolverlo.
11.- Sé perfectamente lo que debo hacer en estos momentos y no dejaré que el miedo me ciegue.
12.- Lo hice lo mejor que pude y eso es suficiente para mi.
13.- Respira, respira, respira, todo será mejor si me relajo en este momento.
14.- No tengo por qué estar de acuerdo con todos. Somos diferentes.
15.- Mi familia y mis amigos me aman, sé que estarán conmigo siempre.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com