Las mujeres estiramos, pintamos, planchamos y rizamos el cabello más frecuentemente de lo que en realidad deberíamos, pero quién puede culparnos si lo hacemos solo porque deseamos darle un plus a nuestra belleza. Por desgracia, con todo lo que le hacemos es normal que se reseque y que las puntas se abran llegando al punto en que se vuelve muy frágil.

Para solucionar el problema no es necesario recurrir a productos costosos, basta con buscar ayuda en la alacena de tu hogar porque, aunque no lo creas, las puntas pueden sellarse y conservar su forma original usando aguacate, aceites de almendras, miel y otros productos más. Con sencillos y simples remedios podrás darle vitalidad a tu cabello. Estos son cinco remedios naturales para reparar las puntas abiertas.

1. Miel y limón
Chica con el cabello largo y de color negro

Para esta mascarilla tienes que mezclar jugo de limón con una cucharada de miel; una vez que tengas la mezcla, aplícala como acondicionador cuando el pelo esté mojado. Déjala reposar durante cinco minutos y retírala con un poco de agua tibia.

2. Aceite de oliva y almendras
Chica con el cabello largo y de color rosa

Mezcla dos cucharadas de aceite de cada uno y después aplica sobre las puntas, recuerda esparcir poco a poco de puntas a medio, sin llegar a la raíz. Luego envuelve tu cabello en papel aluminio y deja actuar por una hora. Después enjuaga.

3. Aceite de coco
Chica con el cabello largo y de color castaño

El aceite de coco es un producto maravilla que puedes usar hasta para hidratar tu piel. En el cabello puedes aplicarlo como acondicionador después del champú y como crema para peinar. Además de humectar y reparar lo dañado de tu cabello, también le dará un poco de brillo.

4. Aguacate y aceite de oliva
Chica con el cabello largo y de color castaño

Mezcla la mitad de un aguacate con una cucharada de aceite de oliva y después aplícalo desde la mitad de tu cabello hasta las puntas. Deja actuar la mezcla por 30 minutos y después enjuaga tu pelo con agua tibia. Realiza este proceso por lo menos una vez a la semana, verás que tu cabello tendrá más brillo e hidratación.

5. Yogurt natural y papaya
Chica con el cabello largo y de color miel

En la licuadora mezcla una taza de yogurt natural y una taza de papaya, una vez que esté lista la mascarilla aplícala en el cuero cabelludo y después ponte una gorra de baño. Deja que actúe por media hora y luego enjuaga con agua tibia.

6. Mantequilla, vinagre y limón
Chica con el cabello largo y de color naranja

Los aceites de la mantequilla son excelentes humectantes para el cabello seco y dañado. Solo tienes que mezclar una cucharada de mantequilla, una de jugo de limón y una de vinagre. Derrite previamente la mantequilla y después agrega el resto de los ingredientes; una vez unificados, ponlos sobre tu cabello y deja que actúe por 20 minutos y luego enjuaga. Puedes usarlo todos los días, pero solo en las puntas, y una vez a la semana en todo el cabello.

7. Miel de abeja y huevo
Chica con el cabello largo y de color rubio

La miel de abeja combinada con las proteínas del huevo pueden restaurar las puntas en poco tiempo. En un tazón coloca tres cucharadas de miel, un huevo y dos cucharadas de aceite de oliva. Con la ayuda de una brocha, humedece las puntas del pelo y deja actuar la mezcla por 30 minutos, luego enjuaga. Puedes usarla todos los días o mínimo tres veces por semana.

8. Plátano, huevo y aceite de almendra
Chica con el cabello largo y de color castaño

Los nutrientes del plátano mejoran el estado quebradizo del cabello. Para esta mascarilla necesitas un plátano maduro, una cucharada de aceite de almendras y la yema de un huevo. Mezcla todos los ingredientes y una vez listos pon el producto por todo el cabello con un masaje suave. Úsalo dos o tres veces por semana.

9. Cerveza y vinagre
Chica con el cabello largo y de color rubio

La cerveza es uno de los mejores tratamientos que puedes usar para tu cabello. Para preparar este remedio necesitas un cuarto de taza de cerveza y dos cucharadas de vinagre de manzana. Mezcla los ingredientes, aplícala en tu cabello y déjala actuar durante 40 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Puede usarla una o dos veces por semana.

10. Aceite de argán
Chica con el cabello largo y de color castaño

El aceite también es conocido como “oro líquido” gracias a la riqueza de sus nutrientes. Contiene vitamina E, ácidos grasos y polifenoles que protegen el pelo contra los rayos UV y las toxinas del ambiente. Solo tienes que poner dos cucharadas de aceite en tu cabello y dejarlo actuar durante 30 minutos. Puedes usarlo tres veces por semana para lograr un mejor resultado.