Después de que en E3 2016 Microsoft diera a conocer su nueva consola, Project Scorpio, había sido poca la información que se ha dado a conocer de ella, pero esto ha cambiado gracias a que durante su conferencia de E3 2017, la compañía finalmente la ha presentado de lleno.

Con anterioridad ya sabíamos que contaría con un procesador llamado Scorpio Engine, uno de los más poderosos jamás creados gracias a sus 6 teraflops y 326 GB/s de ancho de banda, así como una cámara de condensación que utiliza refrigeración liquida para asegurar que la consola se mantenga fría, además de un n ventilador centrífugo.

También se sabía que para maximizar el rendimiento y minimizar el consumo de energía, la nueva consola utiliza el Método Hovis, un sistema de suministro de energía digital innovador que se ajusta al voltaje de cada consola, además de incluir 12 GB de memoria RAM GDDR5 y soporte para tecnologías 4K y HDR.

Pero ahora sabemos que la consola llevará por nombre definitivo Xbox One X y que estará disponible en todo el mundo a partir del 7 de noviembre.

Una de las cosas más interesantes es que todos los juegos y accesorios de Xbox One serán compatibles con la nueva plataforma, y que muchos de los títulos del pasado contarán con una mejor resolución y menores tiempos de carga, muy al estilo de lo que hace el PlayStation 4 Pro.

De acuerdo con Microsoft, no solo es la consola más poderosa, sino la más compacta también. Por ahora se desconoce el precio que tendrá, pero en cuanto contemos con dicha información actualizaremos esta nota.

Fuente: unocero
Fotografía: prodigy.msn.com