Si usted vive, piensa y sueña exclusivamente con su trabajo, sus jornadas laborales superan las 12 horas diarias, se esmera por realizar su trabajo de la mejor manera pero en lo absoluto disfruta los resultados, elige hacer todas las tareas y evita delegar ya que está plenamente convencido que nadie las realizará mejor, si le dan a escoger en laborar solo o en equipo y prefiere la primera opción, si su familia planea ir de vacaciones y de cualquier forma evade el tema ya que no concibe estar desconectado de su celular, correo electrónico o cualquier medio que le permita tener el supuesto control de su trabajo, entonces es muy probable que usted sea un: adicto al trabajo.

1 2