E ex presidente de México, Vicente Fox, planteó que “luego de 30 años, en los que la nación no ha podido caminar a un ritmo con oportunidades para todos” es momento de pasar del modelo presidencial, al parlamentario.

Qué tal que nos movemos del modelo presidencial a modelo parlamentario”, mencionó.

Explicó que el modelo parlamentario es un hibrido entre la autoridad depositada en el presidente, y la capacidad de decisiones depositada en el parlamento.

Y el parlamento tiene; además, la facultad de nombrar al primer Ministro”, sostuvo.

El ex presidente habló de este tema al tocar el asunto de la elección presidencial del 2018, detalló que al nombrar al primer ministro entonces el Parlamento se está comprometiendo a trabajar con él.

El primer ministro es el que va a ejercer la autoridad y hay un compromiso de los parlamentarios puesto que ellos eligieron al Primer Ministro”, agregó.

Mencionó que luego si no funcionan las cosas “lo echan pa fuera”, nada de esperar seis años.

Y el Parlamento se reúne: este cuate no nos está funcionando, no nos hace caso, no nos da resultados, a cambiarlo. Pueden cambiarlo y nombrar a otro”, detalló.

Agregó que otra ventaja del régimen parlamentario es que diariamente el primer ministro tiene que rendir cuentas al Parlamento.

Diariamente tiene que ir el primer ministro ahí a sentarse en el pódium y enfrentar a los parlamentarios… ¿por qué esto, por qué el presupuesto así, por qué no se resuelve Ayotzinapa, por qué no se resuelve Nochiztlán, por qué están tan oscuros esos casos, por qué no hay transparencia, por qué se oculta la verdad y ahí le sacan la verdad a como dé lugar”, detalló.

Apuntó que en el Parlamento todo se desahoga diario y no hay que esperar a un informe anual.

El ex presidente estuvo en Nuevo León para un evento organizado por el Tecnológico de Monterrey.

Fuente: Excélsior
Fotografía: excelsior.com.mx