Un equipo de investigadores del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, dirigidos por Mayra Furlan Magaril, desarrollaron un método para detectar de forma temprana el cáncer, incluso antes de que se manifiesten sus primeros sintómas, permitiendo a los pacientes tomar un tratamiento de forma oportuna, teniendo mayor oportunidad de controlar el malestar significativamente.

La bióloga Furlan Magaril sostiene que el cáncer provoca inestabilidad genómica, y genera re-arreglos entre secuencias de ADN en los pacientes. Es decir, grandes permutaciones de material genético que se intercambian (translocan) o invierten. Muchas de estas anomalías cromosómicas inician antes de que se manifieste el cáncer, e incluso antes de que se forme.

Por ello, la investigadora y su equipo trabajan en el proyecto Implementación de técnicas de Captura Conformacional de Cromosomas, que pretende ser una herramienta que detectará los re-arreglos de ADN de forma muy “fina, y en alta resolución”, permitiendo detectar las primeras pistas de un potencial cáncer.

“Resulta una opción muy interesante de explorar para llevar a cabo el diagnóstico temprano de re-arreglos cromosómicos en pacientes con cáncer”, indicó Furlan Magaril.
De acuerdo con la investigadora, su método es muy sensible, y es más eficiente que los métodos tradicionales, y permite detectar alteraciones cromosómicas aunque se tengan pocas células para el estudio. Si se implementa en hospitales, podría contribuir en determinar un diagnóstico y tratamiento óptimos y a tiempo.

Actualmente, el método desarrollado por el equipo a cargo de Mayra Furlan Magaril sigue en fase de experimentación, y usan células de cultivo, pero esperan comenzar una segunda etapa, en la que experimentarán con células tumorales de pacientes, en aproximadamente dos años.

Fuente: codigoespagueti.com
Fotografía: codigoespagueti.com