El servicio de comida a domicilio de Uber cada vez está disponible en más ciudades alrededor del mundo. Sin embargo, en algunos lugares como Reino Unido, los usuarios ya están haciendo de las suyas. Y es que hay muchos seres humanos que, por definición, son amante de lo ajeno desde mucho antes de que Dios le entregara a Moisés las Tablas de la ley. Por lo tanto obedientes a esa innoble tradición, en Londres algunos usuarios han tomado la decisión de robarle dinero a la empresa.

¿Cómo lo hacen? Muy sencillo, UberEATS no es diferente a cualquier otro servicio de delivery, tiene contratos con restaurantes para llevar la comida hasta sus comensales. La única diferencia –y pequeño detalle– es que puedes pedir un ticket de soporte por cada compra, por si algo sale mal. Por ejemplo, tu pides algo barato y posteriormente te quejas del producto o servicio, entonces un contacto de la compañía se pone en servicio contigo y te regala un cupón por cierta cantidad para reparar el daño.

Hasta ahora se han reportado usuarios que han conseguido ganarle hasta 600 dólares a la compañía utilizando este método. Lo sabemos, Uber siempre quiere caracterizarse por contar con un servicio al cliente excepcional, pero admitámoslo, esta no es la mejor forma para recompensar a sus usuarios. Esperemos a ver que sucede en nuestro país, donde la compañía ya anunció que pronto iniciará operaciones en un mercado donde la comida a domicilio genera casi 10 millones de dólares al año.

Fuente: codigoespagueti.com
Fotografía: codigoespagueti.com