A lo largo de su carrera Tim Burton ha plasmado las pesadillas de muchos en su trabajo, pero en la realidad quien espanta al cineasta son los fans y la prensa.

O al menos esa fue la impresión que Burton dio a su llegada a la Ciudad de México, cuando al arribar se dio cuenta que decenas de fans y reporteros lo aguardaban.

El realizador visiblemente sorprendido y por momentos hasta espantado de ver tanta gente, no le quedó más que regresar a migración y aguardar a que la multitud se disipara.

Menos de 30 segundos fueron lo que Tim estuvo con la prensa, no habló, no saludó y simplemente se escondió.

Pasados los minutos, el realizador de “El joven manos de tijeras” logró evadir a casi todos y salió por la zona accesos a viajes nacionales.

Quienes tuvieron la suerte de verlo, antes de que subiera a su camioneta con rumbo a un reconocido hotel del centro Histórico, pudieron pedirle autógrafos y hasta fotos.

Antes de irse, el cineasta autografió una playera de fútbol con el nombre “Tim Burton”. El fanático incluso obsequió a su ídolo una playera de la selección mexicana, detalle que Burton agradeció.

Fuente: El Universal
Fotografía: prodigy.msn.com