Uno de los retos que enfrentan los consumidores mexicanos al momento de comprar frutas y verduras, así como otros productos de la despensa, es que el precio de estos varía dependiendo de la zona y los intermediarios.

Para resolver esta situación, Edgar Vázquez decidió crear una aplicación llamada Tianguify con la que es posible adquirir frutas y verduras ahorrando entre 30 y 50 por ciento respecto a un centro comercial, además de que las llevan a tu casa.

“Pensamos en cómo hacer para que la gente no pague tanto y disfrute de la misma calidad, lo más sencillo era quitar a los intermediarios e ir directo a la Central de Abasto con los proveedores”, explicó en entrevista con Excélsior.

La aplicación opera únicamente en la Ciudad de México, donde Vázquez aseguró han tenido un buen recibimiento por parte de los consumidores, por lo que su estrategia para los siguientes meses será ampliar la variedad de productos y llegar a más lugares del país.

Con respecto a la variedad de productos ya dieron el primer paso porque lograron una alianza con una tienda de productos veganos que les permitirá ofrecer artículos como salchichas, milanesas o quesos de este tipo.

“Después queremos meter productos de abarrotes para empezar a hacer un tianguis digital gigantesco”, confió el fundador de Tianguify.

En lo que se refiere a la expansión a otras ciudades comentó que los han buscado de lugares como Guadalajara, Puebla, Querétaro y Nuevo León, por lo que primero quieren tener un modelo sólido para replicarlo.

Aunque tal vez lo más importante para aumentar su presencia en México es contar con los recursos suficientes, por lo que Vázquez ya está buscando el apoyo de fondos de inversiones con el objetivo de abrir por lo menos una ciudad más antes de que acabe 2017.

Con esta estrategia prevén que el número de usuarios en la aplicación comience a aumentar en los siguientes meses, siendo la meta crecer 10 veces con respecto a las cifras actuales.

Los más baratos

Al hablar de la competencia, el también CEO de Tianguify comentó que se diferencian del resto de aplicaciones que “hacen el súper y lo llevan al hogar” porque no buscan ser los más rápidos, sino los más baratos.

Muestra de ello es que, en un inicio, algunos usuarios pedían que los envíos se recibieran en menos de 90 minutos, en lugar del siguiente día como hacen otras aplicaciones.

“Cuando les explicamos que vamos a la Central de Abastos a las cuatro de la mañana para obtener precios más bajos, entonces lo entendieron. Se trata de un producto que no es como la comida que quieres recibirla de inmediato, puedes recibirla al otro día”, relató.

Aunque no descartó, en algún momento, ofrecer un servicio de entrega exprés aunque esto aumentaría el precio. Actualmente el costo del envió se encuentra en promedio en 49 pesos. En lo que sí complacieron a los consumidores fue en los métodos de pago, ya que primero aceptaban sólo tarjetas de crédito y débito, pero la gente quería pagar en efectivo.

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com.mx