Si estás buscando eliminar esa grasita de más en el vientre y perder uno que otro kilito, esta infusión de manzanilla se convertirá en tu mejor aliada.
La manzanilla es considerada como una de las mejores plantas para darle solución a los problemas gástricos; sin embargo, también es una buena opción para aquellas personas que quieran perder peso. Otro de los tés que también es recurrido a la hora de empezar una dieta es el verde, por lo que la combinación de ambos se convierten en la mejor alternativa diaria para deshacerse de los kilos de más.
Necesitarás:

1 cucharada de té verde

1 cucharada de manzanilla

11/2 litro de agua

Prepáralo así:

Pon a hervir el agua con las plantas aproximadamente 10 minutos. Deja reposar otros 5, cuela y bébelo en la mañana junto con tu desayuno.

Esta preparación te dará lo suficiente para dos tazas, así que puedes llevarte la otra a tu oficina a medio día, o antes de ir a dormir.

Recuerda que por ser productos naturales, no afectan a tu organismo.