El apio es el favorito de muchas para bajar de peso, por que es muy versátil, puedes ocuparlo en jugos, licuados, ensaladas, platillos e infusiones. La ventaja del té, es que ayuda a “desprender” la grasa más fácil en el proceso digestivo.

Tomando éste té de apio durante dos semanas, diariamente, empezarás a notar resultados como: desinflamación del vientre, tránsito intestinal ágil, quema de grasa en la zona de vientre, cadera y chaparreras, además de que te dará energía:

Ingredientes

1 litro de agua
4 tallos de apio (lavados y desinfectados)
1 limón
Miel de abeja al gusto (no más de 2 cucharadas)

Corta pequeños trozos de apio para que suelte mejor el sabor, ponlos a hervir durante 5 a 10 miuntos a fuego bajo. Apaga y deja reposar un poco más.

Aprovecha cuando esté tibio para agregar la miel y las gotas de limón. Con el tiempo puedes mejorar el poder quema grasa de tu té, agregando dos rodajitas de jengibre a tu apio cuando esté hirviendo.

Procura tomar una taza por las mañanas (tibia o caliente) y una más por la tarde, que puedes tomar a temperatura ambiente después de comer.

El apio limpia nuestro organismo eliminando toxinas, reduciendo la ansiedad por los antojos, eliminando la retención de líquidos y regulando la presión arterial.

Aprovecha el efecto diurético de este maravilloso té y siéntete mucho mejor.

Fuente: Salud180
Fotografía: prodigy.msn.com