“La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena”, decía el “Chavo del 8” en uno de sus memorables capítulos. Y si, si bien algo de razón tiene el entrañable personaje, lo cierto es que muchas veces sí queremos buscar algún tipo de desquite contra aquellos que no nos trataron del todo bien.

“A la hora de estar juntos, simplemente no me prendes”. Un golpe más que bajo, que afecta su desempeño sexual.

“Siempre hueles realmente mal”. No sólo lo enviarás a la ducha de inmediato, sino que le generarás mucha inseguridad.

“Mi ex era mucho más interesante que tú”. Lo hieres y además lo enfureces al compararlo con el anterior.

“Tu mamá es una vieja chismosa y metiche”. ¿Qué es lo peor que puedes tocarle a un hombre? Su maravillosa reina madre, a la que siempre tiene en un altar.

“Lo que sentí por ti nunca fue amor”. Lo peor si el hombre se enamoró realmente. Quedará por el suelo.

“Tus amigos son igual de idiotas que tú”. No sólo lo criticas a él, sino también a su club de Toby, al que defiende a muerte.

“Me fui con otro porque él sí sabe tratar a una mujer”. Una herida profunda en su ego, de la que no le será fácil recuperarse.

Fuente: Biut
Fotografía: prodigy.msn.com