Sin duda el ser funcionario público significa una gran responsabilidad.  En mayor o menor medida aquellas personas que ocupan cargos medios y superiores dentro de los diferentes niveles de gobierno tienen un compromiso con el Estado.

Cuandouna instancia fiscalizadora encuentra que el servidor público puede estar incumpliendo con las obligaciones que la Constitución o la leyles asignan, se pueden forjar responsabilidades a favor de las personas lesionadas o del Estado mismo, las cuales pueden presentar tipologías diferentes, en razón del régimen legal aplicable, de los órganos que arbitran, los procedimientos para su aplicación y de la jurisdicción.

Ante ello diversas aseguradoras privadas brindan seguros de responsabilidad civil para funcionarios públicos que lo requieran y lo soliciten.  Su principal objetivo es protegerlos  de cualquier toma de decisiones que los pueda perjudicar en el ejercicio de sus funciones en el sector público, ya que está expuesto a sufrir riesgos susceptibles y de incidir en diversos tipos de responsabilidades.El Seguro de Responsabilidad para Servidores Públicos no es un escudo para cubrir actos deshonestos o acciones hechas con dolo por algún funcionario, más bien cubre sus responsabilidades en materia administrativa, civil, penal -no dolosa- y política durante su servicio en la administración pública, por las que hayan ocasionado un daño a un tercero.12057382_l

Este tipo de seguros están tomados de los modelos que existen en varios países de Europa, donde es un beneficio que los distintos niveles de gobierno brindan a sus funcionarios con cargo al erario. En México, en la reforma constitucional al artículo 113 y la Ley Federal Patrimonial, se estipula el derecho de que el Estado demande a los servidores públicos que causen daños a terceros.  De acuerdo con la legislación actual, los funcionarios que tienen derecho a esta protección son los secretarios de Estado o titulares de entidades, subsecretarios, oficiales mayores, jefes de unidad, así como directores y coordinadores generales. Quienes no pueden contratar este seguro son los servidores públicos que trabajan en las entidades públicas que tienen a cargo la seguridad nacional, como la Secretaría de Seguridad Pública o la Procuraduría General de la República. Tampoco cubre los actos de senadores, diputados o jueces.

Por lo general, las sumas aseguradas tienen diversas opciones, lo cual depende de las necesidades del funcionario. Algunas aseguradoras, con un costo adicional para el asegurado, permiten la contratación de un abogado de confianza o bien elegir la asesoría de algún despacho legal o especialista en distintas materias, los servicios en este caso son pagados por la aseguradora.

Habitualmente el servicio es contratado por el área de Recursos Humanos de cada dependencia a través de una licitación pública abierta, en la cual pueden participar todas las aseguradoras que ofrezcan este tipo de seguro, y aunque la contratación es voluntad de cada servidor, se les recomienda que con base en las responsabilidades contraten el seguro más adecuado.

Costos

Al ser contratado de manera corporativa por cada una de las instituciones, el precio puede bajar considerablemente y la póliza por funcionario varía considerando:

  • El importe a cubrir en caso de que exista alguna indemnización a favor del estado y en contra del funcionario.
  • Contratación de abogados que pueden ser de la red o bien un particular de la confianza del funcionario.
  • Cobertura de sueldo, en caso de exista alguna sanción en términos de inhabilitación del funcionario.

Damos un ejemplo del costode un seguro de esta índole:suponiendoque la cobertura es de hasta 5 millones de pesos que incluye asesoría y designación de abogado de la red, el costo aproximado mensual es de $ 650 pesos, lo que equivale a  7mil 200 pesos anuales, si es que el servicio se contrata de forma corporativa. Si el servidorlo hiciera eligiendo por su cuenta a la aseguradora, el pago aproximado sería de  mil 200 pesos mensuales, lo equivalente a 14 mil 400 pesos al año. En cualquiera de los dos casos, los costos reales están  muy por encima de lo invertido en este tipo de seguros.

Los servidores públicos que han recurrido al Seguro de Responsabilidades, han quedado satisfechos, como lo expresa un funcionario público quien vivió un proceso por un supuesto daño patrimonial.

“En el año 2010 tuve un proceso de responsabilidades por supuesto daño patrimonial derivado de una auditoría realizada por el Órgano Interno de Control, la investigación y el proceso duró dos años, y desde que llamé para hacer valer la póliza que tenía contratada  el abogado nombrado por la  aseguradora  llevó el caso. Al final del proceso se encontró que no existía daño patrimonial y por tanto resulté absuelto.

La ventaja del seguro es que además, en caso de que cause baja como funcionario, puedo pagarlo de manera particular para que me siga cubriendo durante los 5 años posteriores a mi baja, tiempo durante el cual me pueden fincar algún tipo de responsabilidad. El seguro es un ahorro importante en mi patrimonio”.

Sin duda el servicio público conlleva grandes responsabilidades, ya que se trabaja con presupuesto del Estado y por tanto de todos los mexicanos, por lo que el seguro de responsabilidad es una alternativa para los servidores públicos que desempeñan de buena manera y sin dolo dicha responsabilidad.

 

seguros 2