Algunas veces por más que lo intentemos nuestro labial no dura casi nada y a las pocas horas parece que ni siquiera nos los pintamos. Y en muchísimas ocasiones no tiene nada que ver con la marca que estés usando. Por eso mejor te dejamos estos sencillos trucos para lucir unos labios coloridos por más tiempo.

1.Usa polvo traslúcido
Después de aplicar la primera capa de tu labial, coloca un pañuelo desechable sobre tus labios. Ahora con una brocha distribuye polvo traslúcido sobre el papel, retira y ponte una segunda capa de labial.

2.Aplica primer de labios
Así como el primer te ayuda a que tu maquillaje dure mucho más tiempo, lo mismo pasa con el primer de labios. Colócalo antes de tu labial y listo. Si no tienes primer puedes intentar con corrector de ojos. Úsalo antes de tu labial.

3.Aprieta con tus labios un pañuelo desechable
Después de aplicar una capa de labial, aprieta con tus labios un pañuelo desechable para retirar lo sobrante y ayudarte a sellar. Después coloca otra capa de tu labial favorito y listo.

4.Exfolia tus labios
Lo mejor es tener los labios listos para que tu labial se vea genial y además no se te caiga el color rapidísimo. Antes de todo, exfolia con un cepillo de dientes o hasta un cepillo de rimel viejo.

Fuente: The Beauty Effect
Fotografía: prodigy.msn.com