Samsung anunció a finales del 2013 que se encontraba desarrollando fonblets, es decir teléfonos flexibles que, gracias a usar pantallas plegables, podrían convertirse en tablets y viceversa. En ese momento la compañía indicó que pensaba tener los primeros modelos a la venta en algún punto del 2015. Superado el año pasado, no se tenía noticias de este proyecto… hasta ahora.

De acuerdo con Bloomberg el proyecto (conocido internamente como Project Valley) no ha muerto, y se mantiene en un desarrollo muy adelantado. Incluso indican que una fuente al interior de Samsung les indicó que la producción de dispositivos podría comenzar a principios del año próximo y salir a la venta en un punto por determinar del 2017.

La filtración también indica que Samsung lanzará inicialmente dos modelos de fonblets, ambos usarán pantallas OLED y no formarán parte de la familia Galaxy, sino que inaugurarán una nueva marca de la compañía. Uno de los teléfonos podrá doblarse por la mitad, mientras que el segundo podrá desplegarse en más paneles, hasta alcanzar el tamaño de una tablet de 8 pulgadas.

A pesar de que los fonblets podrían estar listos hasta bien entrado el 2017, se espera que se muestren por primera ocasión en el Mobile World Congress, que se realizará en Barcelona en febrero.

Fuente: codigoespagueti.com

Fotografía: codigoespagueti.com