Los dos reos de alta peligrosidad que se fugaron el pasado lunes –uno de ellos suma su cuarta fuga– tuvieron tiempo suficiente para romper la rejilla de prácticas del Juzgado 20 del Reclusorio Oriente que se localiza en un sótano que hace las veces de archivo, donde aparentemente con un mazo o un objeto contundente hicieron una cavidad de más de un metro de diámetro para escapar.

“Rompen un pedazo de pared que es tablarroca y salen del archivo 20 penal rumbo a la calle, y esa mecánica la trae la Procuraduría capitalina”, dijo en entrevista con Excélsior Hazael Ruiz, subsecretario del Sistema Penitenciario.

Indició que todo ocurrió entre las 17:00 y 18:00 horas, tiempo suficiente para que Roberto Sánchez Ramírez, El Fugas, y Agustín Miranda Orozco, que estaban presos por secuestro, se perdieran de la vigilancia.

El Fugas y Agustín Miranda salieron del acceso principal de los juzgados con la misma vestimenta azul marino, que es el uniforme del Diamante, .

El lunes, Miranda Orozco fue solicitado por el Juzgado 60 Penal para desahogar una diligencia.

“Lo solicitan con carácter de urgente y Roberto Sánchez Ramírez fue requerido para una entrevista mensual, por el Juzgado 25 Penal, cada uno con proceso diferente, para un motivo diferente”, relata Ruiz en entrevista con Excélsior.

Ambos salieron custodiados del Módulo Diamante de Alta Seguridad de Santa Martha Acatitla, pero al llegar a los túneles que conducen a los juzgados les retiraron los candados de manos.

Juan Carlos Gutiérrez y Jesús Piña Cid, los custodios, perdieron de vista a sus objetivos, Además, estuvieron más tiempo del debido en los túneles, por lo que ambos servidores ya son investigados por evasión de reos por la Procuraduría capitalina.

Todo esto quedó registrado, de acuerdo con Ruiz, en el Sistema de videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia.

Cuestionado sobre las evasiones que tiene El Fugas, el funcionario justificó: “Por eso se encontraba en el Diamante”.

Los internos tenían que estar durante sus audiencias en un segundo y primer piso para poder acceder al sótano tuvieron que haber pasado diferentes filtros de seguridad donde custodios debieron revisar sus papeletas de audiencia. Los dos reos ya son buscados por la policía capitalina, y activó un dispositivo en el que todos los mandos policiacos incrementarán los recorridos en las 16 delegaciones.

En tanto, la vicepresidenta de la Comisión Especial de Reclusorios de la ALDF, Rebeca Peralta, calificó como reprobable la evasión, en especial porque El Fugas suma cuatro salidas.

Fuente: Excélsior
Fotografía: excelsior.com.mx