¿Vale la pena el nuevo servicio de música en streaming de Apple Music?

Hace algunos años para hacerte una cuenta de Spotify en México tenías que usar una dirección IP de algún lugar en Reino Unido y otra de facturación de alguna pizzería que nunca conocerías, para que 15 días después te cancelaran la cuenta y tuvieras que repetir el procedimiento. Ahora, el mercado está lleno de plataformas para escuchar música en streaming. Hay para todos los gustos y necesidades, y ha llegado un nuevo competidor.

Los de Cupertino se tardaron, pero al fin esta semana se lanzó Apple Music, su plataforma que funciona en iOS, OS X y Windows (luego llegará a Android). Está dividida básicamente en tres pilares: Discover, Radio y Connect. Cada uno de ellos promete cambiar la experiencia de escuchar tu música, ¿será? Veamos que nos ofrece por 99 pesos al mes.
Comencemos con lo realmente importante: la música. Son más de 30 millones de canciones disponibles, y siendo estrictamente sinceros, parece que no ofrece nada nuevo: reproducción offline, playlists para toda ocasión, nuevos lanzamientos, etc. Todo muy normal hasta aquí, pero Apple quiere dar un plus poniendo humanos detrás de cada playlist y recomendación que te haga, diciéndole adiós a los algoritmos.

Así pues, tienes a editores de Apple Music y curadores de Pitchfork, Vice, Shazam y NME armando recomendaciones que podrían gustarte según lo que vas escuchando y los géneros que vas metiendo, algo que promete mejorar entre más música escuches. También se impulsarán nuevas propuestas, algo que si se maneja bien, tiene posibilidades infinitas. Aunque siendo sinceros, las playlists que te arman de principio resultan algo bobas. Si te gusta Blur, no veo porqué ponerte una que se llama Intro to Blur. Aunque otras son mejores como: Influenced by Blur.

Hasta aquí todo funciona de manera natural: buscas música, vas armando tus playlists, puedes agregarles una bonita foto y guardar todo para cuando no tengas conexión. Todo es intuitivo y está muy bien acomodado dentro de la app. Al más puro estilo de Apple, así que si estás familiarizado con iTunes y la app de Music, entonces no te costará ningún esfuerzo manejar Apple Music.

Una de las cosas que más me gustó, es que a diferencia de las plataformas de terceros, con Apple Music las canciones que ya tienes en tu dispositivo se unen de manera natural con las que has decidido meter en My Music, formando una sola biblioteca entre tus canciones y las de la aplicación.

La experiencia desde el escritorio

Uno de mis principales problemas con las otras plataformas, era que mi biblioteca de iTunes, que llevo más de 10 años construyendo, quedaba un tanto rezagada y desorganizada. Mis playlists no estaban y todo era un lata, desde organizar todo de nuevo, hasta lo impresionantemente lenta que se vuelve mi computadora (una Macbook Pro de mediados del 2012, en mi caso) al abrir la app de Spotify.

Así que si usas iTunes desde hace mucho tiempo, sentirás que todo fluye, tu Biblioteca y Apple Music se convierten en un solo ente que vive en tu computadora. Gracias a iCloud Library, todo es tan sencillo como hacer un cambio desde tu iPhone, iPad o iPod y se verá reflejado en tu iTunes, y al revés.

Esto aunque parezca algo muy básico y que todos los demás ofrecen, para un terco como yo que se rehúsa a dejar iTunes, le resulta mucho más sencillo tener todo en orden y las playlists quedan perfectamente organizadas en todos tus dispositivos. Oh sí, todo en orden.

Eso sí, de repente hace cambios que no entiendo del todo y algunas canciones no las encuentro en el dispositivo. Seguro con el tiempo encontraré las soluciones. Así que prepárate para romperte un poco la cabeza.

Radio para el mundo

Beats 1 es la apuesta de Apple por crear una radio always on con personas que no solo les gusta la música, la viven en todo momento y de todas las maneras posibles. Los usuarios la estamos recibiendo bien, o al menos eso dice Twitter. El par de horas que la he escuchado no me ha sido malo, tal vez mucho hip-hop para mí, pero hay otras alternativas de estaciones igual de bien curadas que la apuesta principal. Incluso, a partir de una sola canción.

Tu dinero no solo va para Apple, sino para un grupo de gente que te va a ayudar a descubrir música de la mejor manera posible, todo termina uniéndose y si una canción te gusta en dos taps ya la tienes en tu Biblioteca.

Conéctate con los artistas

La función de Connect es quizá lo que menos me emociona de Apple Music. Y es que yo soy fan de la música, no de los músicos. Tal vez esto tenga más apego entre adolescentes y gente que aún se asolea sin quejarse del sol.

Lo único bueno que le veo, es que puedes estar al pendiente cuando lleguen los nuevos lanzamientos de tus bandas favoritas y… creo que es todo. La parte social queda a desear a diferencia de otras plataformas como Spotify, porque siempre es bueno saber qué está escuchando tu ex.

Más allá de sólo tener la opción de mandar a tus redes sociales lo que estás escuchando y tus playlists, hace falta una opción donde puedas saber que escuchan tus amigos y poder seguirlos.

Unos cuantos consejos

Si vas a usar iCloud Library, piénsalo dos veces, muchos usuarios están experimentando fallas como la duplicación de temas, cambio de portadas, canciones con DMR, etc. Si tu Biblioteca musical está perfectamente organizada, será mejor que esperes a que Apple arregle esto.

Para terminar
Apple Music es el servicio que estabas esperando si usas los productos de Apple. Pero si no, tampoco te molestará adaptarte al formato, ¿es mejor que los demás? No puedo concluir eso, pero sí que es una plataforma que mantendrá completamente organizada tu música.

Fuente: codigoespagueti.com

Fotografía: codigoespagueti.com