Cuando se acerca el verano empiezan los días largos y de calor, esos días en los que apetece estar al aire libre y disfrutar del tiempo de ocio y de la naturaleza. Además, también es un momento perfecto para disfrutar de nuestras mascotas y realizar planes juntos. Quizá seas de las personas que crees que las mascotas son ‘un problema’ cuando llegan las vacaciones, pero nada más lejos de la realidad, las mascotas nunca son un problema. Si tienes mascotas, ellas forman parte de tu familia.

Las mascotas son los mejores amigos de las personas, sobre todo para aquellas personas que son introvertidas o que están pasando por tiempos difíciles, enfermedades o incluso, por una depresión. Si este verano vas a pasar tiempo con tu perro (aunque también puede ser un gato, loro o cualquier otro animal doméstico), no te pierdas estos planes para hacer en verano con ellos y potenciar vuestro vínculo emocional.

Tener hábitos saludables juntos
El verano es el mejor momento para empezar con hábitos saludables con tu mascota. Una idea es empezar a comer de forma más equilibrada y salir a hacer deporte juntos. Puedes levantarte por la mañana e ir temprano a correr junto con tu perro o jugar con tu mascota antes de ir a la oficina (o cuando llegues de ella).

También es momento de reconsiderar los hábitos de sueño y adoptar hábitos saludables para ambos, tanto al aire libre como en casa. Dormir las horas suficientes es necesario para poder recargar las energías y tener un verano de lo más prometedor.

Tiempo de paseo por la playa o por la montaña
El aire libre renueva, y el verano se completa con tiempo de playa o de montaña y una forma de disfrutarlo al máximo es pasando tiempo con tu mascota en estos lugares. Puedes considerar la posibilidad de ir cada mañana o a última hora de la tarde para evitar pasar demasiado calor o tener que soportar demasiadas personas que están de vacaciones.

Pasar un día de playa o de campo puede ser divertido, pero mucho tiempo puede ser negativo para tu mascota ya que el calor puede causarle estragos y hacer que se sienta mal. Es mejor que escojas el momento perfecto durante el día y que podáis disfrutar ese tiempo juntos.

Ir de camping
Hay muchos campings en los que se aceptan a las mascotas durante la temporada de verano, y es que ésta es una de las mejores maneras de pasar más tiempo con tu mascota y al mismo tiempo, de estar más cerca de la naturaleza.

Puedes planificar tu salida al camping o hacer una acampada teniendo en cuenta las necesidades de tu mascota y pudiendo hacer de este modo, un viaje seguro y divertido para los dos. Si no tienes oportunidad de ir de camping porque no tienes vacaciones pero quieres hacer algo diferente y divertido, puedes acampar en el jardín de tu casa. No es necesario tener 8 años para hacer esto y que sea divertido. ¡Lo pasarás en grande con tu mascota mirando las estrellas por la noche!

Ir de picnic
Existen grandes parques perfectos para ir con mascotas y disfrutar de un día de picnic donde todos os lo paséis en grande. Los picnics no son sólo para familiares y amigos, tu mascota también están invitados.

Puedes buscar un lugar para realizar un picnic y que tu mascota pueda estar a tu lado, puedes realizar una comida campestre y que a tu mascota tampoco le falte su comida especial para ese día.

Recuerda también que es muy importante ser civilizado y si tu mascota defeca en el parque (o en cualquier otro lugar al aire libre), deberás llevar una bolsita y unos guantes para poder recoger sus excrementos y depositarlos en la basura. Así, entre todos, podremos mantener los parques, las calles, el campo y cualquier otro lugar de uso público limpio y en buenas condiciones.

Actividades con agua en el jardín
A muchos perros les encanta el agua por lo que realizar juegos con ellos con agua es una opción de lo más asequible y divertido. No es necesario que tengas que comprar juguetes especiales para disfrutar del agua con tu mascota… a los perros les encanta pasarlo bien y remojarse cuando hace calor, por lo que jugar con una manguera será más que suficiente.

Pon una manguera en tu jardín con diferentes potencias o chorros de agua y permite que tu perro se empape, beba agua y se revuelque pasándoselo en grande con la refrescante actividad. Los dos acabaréis empapados de agua hasta arriba, pero os lo habréis pasado tan bien que no te importará siquiera.

Paseos al aire libre
Seguramente durante el año también realizarás paseos al aire libre con tu mascota, pero cuando hace frío en invierno los paseos suelen ser bastante más cortos debido a las bajas temperaturas. Cuando llega el calor, esto puede empezar a camíbar. Puedes pensar una ruta en ciudad o campo para pasear con tu perro tranquilamente y disfrutar de la naturaleza juntos.

Intenta que vuestro paseo sea de más de media hora a un ritmo ligero, así, además de disfrutar del tiempo con tu pareja, también estarás potenciando un buen vínculo entre ambos.

Dormir la siesta
Dormir la siesta puede ser muy placentero, no sólo para las mascotas sino también para las personas. Si el trabajo y el tiempo te lo permiten, dormir la siesta puede ayudaros tanto a ti como a tu compañero fiel de cuatro patas a reponer energías y descansar. La siesta también os ayudará a sentiros bien emocionalmente, a dejar a un lado las horas de más calor y a coger fuerzas para realizar actividades conjuntas.

Después de llegar hasta aquí, merece la pena recordar a todos los propietarios de mascotas, que el abandono no es una opción. Abandonar una mascota es un acto ruin que no debe ni considerarse, siempre se puede encontrar una familia que realmente quiera al animal cómo se merece. En el momento que se adopta una mascota, no se está adoptando un juguete… una mascota es un ser viviente que se convierte en un miembro más de tu familia en cuanto se queda contigo. Disfruta de tu mascota, son un precioso regalo.
Fuente: Bekia
Fotografía: prodigy.msn.com