La Fiscalía Anticorrupción, que ordenó su detención, había solicitado que el ex dirigente mexicano siguiera en prisión dado el alto riesgo de fuga, así que como medida cautelar se le retiró el pasaporte y le prohibió salir de España.

Durante el interrogatorio, Moreira negó cualquier relación con el cártel de los Zetas, como aseguran los investigadores.

El juez español tomó declaración al expresidente del mexicano Partido Revolucionario Institucional (PRI) Humberto Moreira, detenido la semana pasada en Madrid acusado por un delito de blanqueo.

Moreira fue detenido en virtud a una orden de búsqueda y captura dictada por la Fiscalía Anticorrupción, que le investiga por el supuesto lavado de 200 mil euros en España que podrían proceder del narcotráfico o de delitos de malversación de fondos públicos.

Fuente: Excélsior

Fotografía: josecardenas.com