Si no es abrogada la Reforma Educativa, “lo que va a ocurrir es que va a haber otra vez derramamiento de sangre”, amenazó José Luis Pável Escobar, vocero de la Sección 7, en Chiapas, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

“¿Entonces, qué otra salida le queda (al gobierno)? La salida que le queda, si no hay solución, es la salida sangrienta, si piensa el gobierno equivocadamente que ahí termina el conflicto”, expuso el dirigente del magisterio disidente en entrevista con Adela Micha, para Grupo Imagen Multimedia.

Pável Escobar calificó como mínimos los avances en el diálogo con las autoridades federales. Entre esos logros, dijo, están la liberación de los líderes de la Sección 22 en Oaxaca, el pago a los maestros y la devolución de los descuentos a maestros.

Insistió en que, pese a los acuerdos, no darán marcha atrás hasta cumplir su exigencia principal: “Que se abrogue la Reforma Educativa”. Agregó que en Chiapas no iniciará el nuevo ciclo escolar.

Acerca de cuánto durarán las protestas de la Coordinadora, insistió: “Eso lo decide el gobierno, el movimiento durará el tiempo que dure la cerrazón y tiene dos salidas”.

“No pedimos más sino que nos dejen participar en una verdadera Reforma Educativa, no en una imposición. Ésa es la demanda. Dice Aurelio Nuño ‘sí, participen, pero aquí está el Modelo Educativo’, y las cosas no son así”, declaró.

Fuente: Excélsior
Fotografía: josecardenas.com