La Academia Sueca anuncia que este año no se entregará el Premio Nobel de Literatura tras los escándalos sexuales ocurridos en su interior. Hace unos días varios integrantes del Comité del Nobel de Literatura y la Academia Sueca valoraron esa opción y la amenaza se ha cumplido: 2018 no tendrá Nobel de Literatura.

La Fundación ha admitido que el premio Nobel debería ser entregado cada año pero ha recordado que las decisiones sobre los galardones han sido aplazadas en varias ocasiones durante la historia de los premios. «Una de las circunstancias que puede justificar una excepción es una situación tan grave en la que la institución que galardona que la decisión de conceder el premio no sería percibida como creible», ha informado la institución.

Según ha apuntado la institución en un comunicado, en 2019 la Academia entregará dos galardones: el correspondiente a 2018 y el de ese mismo año.

Todo empezó en noviembre, cuando «Dagens Nyheter», el diario con más tirada de Suecia, publicó la denuncia anónima de 18 mujeres por abusos y vejaciones sexuales contra el dramaturgo Jean-Claude Arnault, muy vinculado a la Academia a través de su club literario y esposo de una de sus miembros, Katarina Frostenson.

La Academia cortó la relación con Arnault y encargó una auditoría sobre sus relaciones con la institución. Sin embargo, desacuerdos internos en las medidas a tomar provocaron renuncias, acusaciones y varias salidas. Los medios suecos ligan sus dimisiones a la votación para expulsar a Katarina Forstenson, que terminó dejando su cargo.

La auditoría en cuestión descartó que Arnault hubiese influido en decisiones sobre premios y ayudas, aunque el apoyo económico que recibió incumple las reglas de imparcialidad, al ser su esposa copropietaria de la sociedad que controla el club. Además, el informe confirmó que la confidencialidad sobre el ganador del Nobel fue violada en varias ocasiones.

Las últimas salidas han dejado a la academia con solo 11 de 18 asientos ocupados, uno menos de los necesarios para elegir nuevos miembros y tomar decisiones, como las relativas al Nobel.

Ahora la academia ha optado por dejar vacante el premio durante el presente 2018, algo que no ocurría desde 1943, en plena guerra mundial.

Fuente: josecardenas.com
fotografía: josecardenas.com