Los trabajadores jóvenes probablemente no pueden a día de hoy siquiera pensar en jubilarse en 40 o 50 años. El alargamiento de la esperanza de vida y la perspectiva de rendimientos más bajos en las inversiones implican que los millennials probablemente tendrán que ahorrar más dinero y durante más tiempo si quieren tener una pensión digna como sus padres y sus abuelos. Y cuanto antes comiencen a ahorrar, más fácil les resultará juntar una buena cantidad.

Sin embargo, no es fácil sacrificarse por algo que no ocurrirá hasta la década de 2060.

Cuando se les pregunta, los millennials dicen que la jubilación es una de sus principales prioridades. En una reciente encuesta realizada por Charles Schwab, la jubilación resultó, por lejos, la primera preocupación de todos los grupos etarios. Los millennials incluso pusieron el ahorro para la jubilación muy por delante de los préstamos de estudios, la deuda de tarjeta de crédito y la seguridad laboral. Pero si los trabajadores jóvenes están tan preocupados por este tema, ¿por qué no hacen algo al respecto?

Es como si necesitasen un empujoncito para tomar las decisiones correctas. Es lo que se desprende de datos divulgados por T. Rowe Price Retirement Plan Services que abren una ventana para observar con cuánta seriedad los millennials -y otras generaciones- están tomando los ahorros para la jubilación. La firma gestiona planes del estilo 401(k) para casi 1.9 millones de personas.

Iniciar el trámite -completar el papeleo para inscribirse en un plan de retiro de un empleador- ya es un obstáculo. Cuando se los deja librados a sí mismos, apenas el 30% de los trabadores jóvenes se inscriben en sus planes 401 (k). Más de la mitad de los trabajadores de 30, 40, 50 y primera parte de los 60 años dan ese paso en forma voluntaria.

Numerosas compañías han comenzado a inscribir automáticamente a los trabajadores en sus planes 401 (k). Los empleados pueden negarse a participar, pero la idea es que muy pocos se molestarán en hacerlo. Según datos de T. Rowe Price, la iniciativa está funcionando. Entre los trabajadores veinteañeros, el 84% acepta ser inscripto en un plan 401 (k).

Los trabajadores jóvenes también aportan un porcentaje menor de sus salarios a los planes de retiro de T. Rowe Price que los trabajadores de más edad. Esto tiene sentido. Quienes comienzan a trabajar antes, no necesitan ahorrar tanto como trabajadores más viejos que quieren ponerse al día. Y los jóvenes, que generalmente tienen salarios más bajos que sus mayores, suelen tener más dificultades para ahorrar dinero.

Pero la mayoría de los expertos recomiendan asignar un 10% o un 15% del salario a la jubilación, incluidos los aportes del empleador. El trabajador joven promedio no llega ni a la mitad de esos porcentajes.

Más inteligentes…

En algunos sectores, los millennials están tomando decisiones más inteligentes que sus mayores. Por ejemplo, trabajadores de menos de 40 años tienden mucho más a usar cuentas de retiro Roth 401 (k), según datos de T. Rowe Price.

Las cuentas Roth toman dinero después de impuestos, de modo que no conllevan el mismo recorte impositivo inmediato que las cuentas tradicionales, que toman dinero antes de impuestos. Pero las ganancias en inversiones en una cuenta Roth nunca son gravadas, mientras que los jubilados deben pagar impuestos a las rentas sobre extracciones de las tradicionales 401 (k) y cuentas de retiro individuales. Los beneficios de las cuentas Roth son más claros en el caso de los trabajadores más jóvenes, si bien investigaciones recientes sugieren que todos los trabajadores pueden beneficiarse de una combinación de activos tradicionales y una Roth.

Sólo un 6.7% de todos los aportes de los trabajadores fueron a parar a cuentas Roth el año pasado, según T. Rowe Price, pero eso significa un aumento de 43% en apenas dos años. Los empleados de entre 20 y 30 años representan el 8.1% de los aportes a las opciones Roth.

Los millennials cada vez recurren menos a sus cuentas 401 (k)para sus necesidades actuales. Los trabajadores veinteañeros extraen dinero de sus 401 (k) la mitad de las veces que el resto de los empleados. En tanto los trabajadores de más de 40 años han sacado más créditos de sus 401 (k) en los últimos dos años, los jóvenes extraen dinero con menor frecuencia.

Los trabajadores jóvenes suelen retirar pequeños saldos de sus 401 (k) cuando saltan de empleo en empleo, pero estas extracciones tempranas tienen una multa del 10%. Sin embargo, cada vez más jóvenes se toman el trabajo de pasar esos saldos a nuevas 401 (k) u otras cuentas de jubilación individuales (IRA, por su sigla en inglés). La proporción de participantes veinteañeros que extraen dinero de sus cuentas 401 (k) bajó un 10% en los últimos dos años.

Fuente: Economiahoy
Fotografía: prodigy.msn.com