El del famoso vestido azul o dorado; el de un Pokémon, los de Peña Nieto y el popular “Ay sí, ay sí”. Los hemos compartido, los hemos usado e incluso hay quienes se han dado a la tarea de crear algunos. Hablamos de los memes. Pero ¿puede una forma de comunicación de este formato ser tan poderosa que se necesite un festival en el que se reflexione sobre memes y su alcance?

Sí. Y se llama MemeMX, el primer festival de memes y cultura viral que arranca hoy y que busca analizar el fenómeno de forma multidisciplinaria, incluido su potencial uso en distintos ámbitos como la política el activismo e incluso el arte. “Todos compartimos memes y es algo de la vida diaria, están en todos lados. El impacto que pueden tener en redes es una locura”, dice a Vanity Fair Tania Pimentel, directora del encuentro.

Aunque los memes forman parte del lenguaje digital cotidiano, en realidad fue Richard Dockins quien desde los 80 los definió como “cualquier unidad de cultura que se transmite de persona a persona”. En la era digital eso se ha exponenciado y, a decir de la organizadora, el impacto del fenómeno es tal que han modificado la comunicación, el arte y hasta los políticos ya buscan incorporarlos en las estrategias de campaña.

“México es de los lugares donde mas se consumen y se hacen memes y estos pueden abarcar política, cultura, el arte. A partir de ahí definimos líneas”, señaló sobre el origen del encuentro que arranca hoy y se extiende al sábado.

Con la misma irreverencia de su objeto de estudio, el programa de MemeMX mezcla conferencias magistrales, talleres y charlas con actividades irreverentes como premiación del torneo marcial de memes, que convocó a las compañías y colectivos dedicados a la creación de memes (sí los hay) y hasta una batalla de memes en las que un standuper se enfrentará a compañías que realizan memes como Metro Tacubaya y el Instituto Nacional de Bellos Meme.

Fuente: Vanity Fair MX
Fotografía: prodigy.msn.com