Por David A. Figueroa Hernández

 

Sin duda alguna, la consolidación del sistema capitalista aunado a una cada vez mayor globalización en todos los órdenes, permiten a la economía mexicana,así como a los países en general, no aislarse o limitarse únicamente a lo que pasa al interior de sus fronteras, al contrario, deben establecer mecanismos que les permitan fortalecerse. Los más importantes son la diplomacia y las relaciones comerciales con el mundo.

En este sentido a lo largo de las últimas décadas, México ha demostrado ser un excelente socio para el resto de las naciones ya que no solo ha aumentado el destino de sus exportaciones, sino que también las relaciones diplomáticas se han fortalecido con el paso de los años.

Pese a que nuestro país sufriera un descenso sustancial en términos diplomáticos durante el sexenio 2000-2006 (Vicente Fox), en el que algunas de sus relaciones comerciales y amistosas se vieron fracturadas, al día de hoy no solo se han restablecido, sino que han mejorado sustancialmente.Banco_de_México_&_INBA

 Así elementos como el diálogo, la cooperación, la promoción del país y la atención de mexicanos en el extranjero, han logrado dar a la Secretaría de Relaciones Exteriores, una presencia constructiva con el mundo a través de una política exterior responsable y activa. No es de extrañar que México sea uno de los países líderes en cuanto al número de tratados comerciales e integrante de importantes Cumbres Mundiales.

La presente administración ha puesto especial atención en que México siga como un protagonista activo del quehacer internacional, aportando su experiencia como integrante y buen negociador. Al mismo tiempo, el Ejecutivo, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, ha apuntalado sus relaciones y mejorado la forma en cómo el mundo observa a México.

¿Cuáles son los retos de México para la siguiente década? Sin duda alguna, mantener y fortalecer las buenas amistades con todas las naciones pero ante todo, incrementar sustancialmente sus cifras en cuanto a las exportaciones,reduciendo las importaciones; esto es, un mejor manejo de las áreas de hidrocarburos, minerales, agricultura, ganadería, pesca, industrial y tecnológica para que se pueda percibir un mayor superávit con el paso de los años.Foro_de_Exportaci_n_Cajeme_2014_2

Por otra parte, nuestro  país debe buscar nuevos horizontes de inversión que fortalezcan las relaciones internacionales pero que también coadyuven en el correcto aprovechamiento de los recursos y proyectos establecidos.

 La presente administración (2012-2018) tiene a su favor algo que no gozaron sus dos antecesoras, es decir, posee un mercado internacional más favorable en términos de inversión a nivel mundial; por otra parte, también puede jactarse de fortalecer los lazos con todas las naciones sin distingo de ideologías políticas, lo que sin duda, resultará en una mejor imagen internacional en los cinco continentes, así comouna decidida participación en los temas de la agenda mundial.

Los números de México resultan no solo positivos sino alentadores para la economía interna.

Según los datos del Fondo Monetario Internacional (2011), nuestro país:

  • Es la 14ª economía del mundo y la segunda de América Latina.
  • Es uno de los principales exportadores e importadores a nivel mundial con el 2.5% y el 2.6% respectivamente según lo informó el Organización Mundial de Comercio (2011).

El Banco de México también hace una acotación importante en términos macroeconómicos y comerciales:

  • Las reservas internacionales ascendieron a junio a 188,238 millones de dólares.

Para la Cancillería, el destino de las principales exportaciones al extranjero queda de la siguiente forma:

  • Estados Unidos (89%)
  • Canadá (1.7%)

En el caso de las importaciones, los principales países son:

  • Estados Unidos (74.8%)
  • Alemania (3.8%)
  • Japón (3.5%)