La quinoa fue el gran descubrimiento del 2015; en 2016 ocupó su puesto el té matcha, y este nuevo año empieza con propuestas saludables protagonizadas por los famosos superalimentos: aquellos que nos aportan un extra de nutrientes y beneficios para el cuerpo con los que afrontar el día a día con energía y manteniéndonos en forma. Emplearlos junto con alimentos ordinarios acabará con la monotonía de llevar una vida saludable: nuevos sabores y formas de cocinar nos esperan.

2017 llega cargado de tendencias enfocadas en satisfacer el primero de los propósitos: cuidarse. Kaiku elabora la guía de los superalimentos que usaremos este año: cuáles y por qué utilizarlos.

Nuevos aceites
De aguacate, almendras o avellanas, los aceites que se usarán provienen de superalimentos. Empleados en crudo directamente sobre la piel o el cabello, o incluso como complemento en un masaje, mejorará la recuperación y salud de cada parte del cuerpo. Además, pueden emplearse en la cocina como toque final en ensaladas, creando nuevos sabores y aportando nutrientes esenciales como la vitamina E, imprescindible en el cuidado de la piel.

Productos fermentados
Los alimentos que más comeremos habrán pasado por un proceso de fermentación, y es que el kimchi, los yogures y el chucrut se convertirán en básicos de la alimentación diaria. Contienen bacterias saludables con las que conseguiremos cuidar la flora intestinal y evitar problemas de tránsito, además de nutrirnos con vitaminas como la C. Asimismo, optar por versiones como productos sin lactosa mejorará las digestiones.

Algas marinas
Se tendrán en cuenta nutrientes tan olvidados como importantes, entre ellos el hierro o el zinc. Es por esto que surgen nuevos vegetales, esta vez procedentes del mar, como son las algas. Bajas en calorías y ricas en nutrientes que absorben del ambiente marino como el calcio o el hierro, indispensables para la correcta oxigenación de los tejidos.

Vegetales en lugar de pasta
Han arrasado en redes sociales, y ahora se hacen un hueco en las cocinas de los españoles, gracias a su fácil y rápido consumo. Elaborar noodles o espaguetis a partir de un calabacín, o crear el arroz más sano empleando una coliflor. ¿Sus propiedades? Bajos en sal y tan altos en fibra como la pasta de siempre.

Alimentos morados
No solo aportan color a la rutinaria comida de todos los días. El morado es propio de alimentos con alto contenido en antioxidantes. Uvas, ciruelas, coliflor morada e incluso patatas moradas. Tienen un alto contenido en antocianinas, unos pigmentos naturales que aportan ese característico tono y que convierten a estos alimentos en imprescindibles para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y mejorar el funcionamiento del cerebro.

Fuente: El Confidencial
Fotografía: prodigy.msn.com