Emprender un proyecto, más allá del ámbito en que suceda, representa siempre un esfuerzo apasionado; valentía, intuición y sobre todo perseverancia, son claves para que el esfuerzo no sea banal. Las buenas nuevas ideas, a veces las más descabelladas, han marcado hitos a lo largo de la historia, particularmente en el terreno de los negocios, demoliendo paradigmas y ampliando horizontes. Sin embargo, una idea es sólo el principio; emprender el incierto camino de su desarrollo es un verdadero desafío.

Hoy presentamos a cinco de los más destacados emprendedores de la historia moderna:

Steve Jobs y Apple: probablemente, entre sus principales características se pueda destacar un carácter a la vez visionario e inspirador. Jobs es el emprendedor por excelencia, quizá el mejor de su época, sobre todo si atendemos a los resultados de su genial esfuerzo. Apple, originada en un garaje hogareño, es hoy la marca más importante del mundo. Nunca creyó en la necesidad de investigar el mercado: “¿Acaso Alexander Graham Bell hizo una investigación de mercado antes inventar el teléfono?”, señaló alguna vez al periodismo.

Bill Gates y Microsoft: su mente, una de las más brillantes en la historia de los negocios, ideo y desarrolló nada menos que el revolucionario concepto de ordenador personal. Hoy, dueño de una de las fortunas más grandes del planeta, se erige como un gran filántropo, colaborando en tareas de suma responsabilidad social, como salud y educación pública, brindando soporte económico, pero sobre todo estratégico, en diversos proyectos mundiales.

Jeff Bezos y Amazon: sin lugar a dudas, el hombre que revolucionó las compras online. Su emprendimiento comenzó poco después de desatender el consejo de su, por entonces, jefe en Nueva York. Entonces, Bezos se trasladó hasta Seattle, en donde puso a funcionar su compañía de comercio electrónico, pionera en aquel momento y, hoy, la más grande del mundo.

Larry Page – Serguéi Brin y Google: a partir de la genial idea de proponer una pantalla simple y clara para realizar búsquedas en Internet, esta dupla creó el buscador más exitoso de todos los tiempos, con más de 2.500 millones de búsquedas diarias en todo el mundo. Con el desarrollo de múltiples productos tecnológicos, desde aplicaciones web, hasta herramientas de conectividad móvil, Google es hoy muchísimo más que un buscador; es, de hecho, una de las más poderosas empresas sobre la Tierra.

Mark Zuckerberg y Facebook: el fundador de la red social más grande de la historia contaba con apenas 28 años, cuando logró cotizar a su empresa en el mercado con una oferta pública inicial que superó cualquier expectativa previa. Más allá de los números, Facebook cambió el modo de socializar entre las personas, interactuando cotidianamente más allá de las fronteras geográficas o físicas, lo que, por supuesto, repercutió en la manera de hacer negocios. Existen quienes comparan la irrupción de esta plataforma social con la revolución industrial moderna.

Fuente: mx.tuhistory.com

Fotografía: mx.tuhistory.com