¿Qué tan maltratado está tu pelo?

Si las herramientas de calor como plancha, secadora y tenaza están en tu rutina diaria de peinado, y además nunca usas un tratamiento hidratante, tal vez a estas alturas tu pelo ya esté seco, maltratado y con orzuela. Si es el caso, piensa dos veces antes de decolorarlo ya que sólo se maltratará más.

Revisa tu cuero cabelludo

Es muy importante que tu cuero cabelludo esté en perfecto estado antes de someterte a una decoloración; si tienes alguna irritación o resequedad el peróxido puede causar mucha comezón y ardor, especialmente en las zonas afectadas.

Acudir con un profesional es un must

Aunque en internet existen cientos de videos y DIY’s de cómo decolorar tu pelo en casa, es un procedimiento invasivo tanto para tu pelo como para el cuero cabelludo, si no quieres quedar con tonos diferentes por toda tu melena o con el pelo extremadamente maltratado, entonces es mejor que acudas con un experto para lograr tu objetivo en el primer intento.

Después de decolorarlo, necesitará mayor cuidado

Todo el pelo teñido requiere un cuidado diferente, especialmente el decolorado. Deberás usar acondicionador diariamente, mascarillas y ampolletas hidratantes, y sobre todo cuidar que ninguno de los productos que uses contenga sulfatos .

Retocar tu raíces

Es uno de los puntos más importantes, al someterte a un cambio radical, tu crecimiento será muy visible y no hay nada peor que una melena rubia, rosa o gris, con una raíz negra. Pregunta a tu colorista cada cuánto es recomendable retocar tu raíz.

Fuente: Life&Style
Fotografía: prodigy.msn.com