El presidente Enrique Peña Nieto llamó a la unidad nacional para enfrentar hoy lo que denominó un año de importantes retos para México, el gobierno y la sociedad.

En un mensaje con motivo del Año Nuevo, reiteró la necesidad de incrementar el precio de las gasolinas. Reconoció que el primer desafío es el aumento en el costo de los combustibles y la ‘molestia y enojo por esta situación’. Subrayó que este ajuste no se debe a la Reforma Energética ni tampoco a un crecimiento en los impuestos.

El mandatario dijo que tratar de mantener el precio artificial de las gasolinas obligaría a recortar programas sociales, a subir impuestos o a aumentar la deuda del país, poniendo en riesgo la estabilidad de toda la economía.

Conservar un precio artificial de la gasolina en 2017, como el de diciembre, significaría un gasto adicional de más de 200 mil millones de pesos (10 mil millones de dólares), agregó.

Detalló que este monto equivale a paralizar por cuatro meses todos los servicios del Seguro Social, desde consultas con el médico familiar, hasta cirugías, guarderías y servicios de emergencia.

Asimismo, a interrumpir dos años completos los apoyos que entrega el Programa Prospera a casi siete millones de familias y suspender tres años el Seguro Popular, que atiende la salud de más de 50 millones de mexicanos.

El otro reto que debemos enfrentar en 2017, aseguró, es el de construir una relación positiva con el nuevo gobierno de los Estados Unidos, el cual encabezará Donald Trump.

Los sentimientos de amistad del pueblo mexicano con el norteamericano se preservarán, y se trabajará para fortalecer las relaciones económicas, culturales y familiares entre los dos países, añadió.

‘La unidad es el valor supremo que permite a México preservar su independencia y soberanía, y afrontar con éxito los mayores desafíos de nuestra historia’, concluyó.

Fuente: Staff
Fotografía: josecardenas.com