Golden Retriever
Su popularidad radica en su versatilidad e inteligencia. Es un gran animal como perro guía, policía, de rescate. Pero también lo como perro mascota. Tiene un carácter muy amistoso, afable y enérgico, por eso es necesario que haga algo de ejercicio, aunque con varios paseos diarios sería suficiente. Un gran temperamento y una gran agilidad son dos de las cualidades de estas razas de perro. Les distingue que suelen ser amables con todo el mundo, incluso con personas desconocidas. Por eso no son buenos perros guardianes, no son agresivos ni tímidos. Es un perro bueno y dócil que se adapta perfectamente a la convivencia con niños y con otros animales.

Labrador Retriever
El Labrador se caracteriza por ser un perro que necesita actividad física, es decir, le encanta jugar y, además con su familia, ya que es en los que confía. Por tanto, es un perro al que se le puede sacar a una escapada familiar al campo. Sin embargo, también es un animal que necesita compañía dentro de casa. Tiene una personalidad relajada y tranquila. Siempre está dispuesto a ir donde tú vayas. Por eso se caracteriza por ser uno de los mejores perros cariñosos, pacientes y agradables. Precisamente una forma en la que los Labradores demuestran que son perros cariñosos es siguiéndote a todas partes.

Teckel
Vivaracho, juguetón y muy sociable son las palabras que definen a un Teckel. Se adapta a jugar en casa con los niños, a salir al parque, en el campo… Es un perro valiente y por eso pude estar en cualquier ambiente en el que este la familia. También es importante que sean socializados desde pequeños, para que estas razas de perro no adopten un comportamiento desconfiado o de miedo. Cuando esto se consigue, se llevan muy bien con la gente.

Bulldog inglés
Lo más destacable en estas razas de perro es su tranquilidad, pero a su vez, destaca por su necesidad constante de estar en contacto con sus dueños. Por lo que necesita una familia atenta y se desaconseja que el Bulldog cambie de dueños, ya que crea un fuerte vínculo con su familia. A pesar de ellos, sí es un perro sociable acostumbrándolo desde los primeros meses. Es un perro que suele ser muy paciente con los niños y desde cachorros son perros cariñosos. Hay que destacar que puede tener una tendencia a ser posesivos, por lo que hay que evitar que se conviertan en guardianes de sus recursos.

Pug
Muchos perros del tamaño de los Pug suelen tener un comportamiento de agresividad o reactividad. Sin embargo, esta raza se caracteriza por lo contrario. Es un perro muy tranquilo, aunque está atento de lo que ocurre en la casa. Como en el caso anterior, es importante socializarlos desde cachorros y también pueden desarrollar ansiedad si es separado de los dueños. El Pug es ideal como animal de compañía, ya que es juguetón, alegre y cariñoso y compaginará muy bien con niños que no sean muy pequeños.

Bichón Maltés
Es un perro muy pequeño, en raras ocasiones supera los 4Kg y los 25cm de altura. Por lo que es un perro que se adapta bien a una casa pequeña. No se aconseja como mascota para niños pequeños, ya que podrían jugar con él y hacerle algo de daño debido a su pequeño tamaño. Le gusta disfrutar de las personas, ya que es muy divertido, alegre, juguetón y llega a ser algo nervioso. Le encantara ir detrás de todos los miembros de la familia, es muy afectivo, pero no le gusta acaparar la atención. Además, en cuanto a los extraños, le resulta algo complicado adaptarse a ellos.

Yorkshire Terrier
Siguiendo la línea, este perro es uno de los más pequeños del mundo. Por eso, si vamos a tenerle de mascota en una casa con niños, hay que enseñarles cómo tratarle para que no le causen daños. Es adecuado para ellos porque es un animal con mucha ternura, pero hay que tratarle adecuadamente, él se adaptará a cualquier entorno, son perros cariñosos. También es muy afable y apegado a sus familiares. Destaca por ser un perro muy vivo, inteligente y está siempre alerta. Este comportamiento de vigilancia le hace coger el hábito de ladrar mucho, es algo que debes tener en cuenta. A pesar de ello, es un animal de fácil trato, muy cariñoso y juguetón.

San Bernardo
Mucho más grande que las anteriores razas es el San Bernardo, pero no hay que dejarnos engañar por su tamaño. Esta raza de perro es extremadamente gentil, amable y muy tolerante con los niños. Es un perro bonachón que incluso hará de niñera de los niños. Son fáciles de adiestrar, pero como a todos, hay que empezar a hacerlo desde que son cachorros. Es un perro muy obediente y paciente. Siempre está dispuesto a complacer a su dueño, ya que es muy leal a su familia. Además, es muy buen perro guardián, ahuyentará a los desconocidos.

Bobtail o Viejo pastor inglés
Sin duda, por lo primero que llama la atención es por su aspecto, ya que tiene un pelaje muy peculiar. Por eso hay que destacar que necesita unos cuidados determinados. Este perro no es muy inquieto, ni tampoco ladrador. Tiene un aspecto dulce, bonachón. Hay gente que ha descrito a este perro como “muy humano”, ya que suele haber una gran compenetración entre el animal y el dueño. La confianza y cariño que transmite es también una de sus características. Su carácter es dócil, fiel, no es nada agresivo. Por eso, es adecuado para familias con niños, se adapta muy bien y le encanta jugar. Pero hay que tener en cuenta que su gran tamaño, frente a niños muy pequeños, puede llevarle a algún empujón, sin ninguna mala intención. Como conclusión, es un fiel compañero y un gran guardián del bienestar.

Pastor alemán
El parecido de estas razas de perro a un lobo puede crear confusiones respecto a su carácter. Es un perro al que le encanta estar cerca de su familia, por la que hará cualquier cosa, ya que es muy fiel y valiente. Para que esta raza tenga el comportamiento adecuado, es muy importante socializarla desde que son cachorros. De esta manera, tendremos una mascota educada, equilibrada y perfecta para estar con niños. Puede ser un poco desconfiado con los extraños, pero no es agresivo, ni ataca sin razón. Por tanto, si se cumple el requisito de adiestramiento desde el primer momento, es un perro del que disfrutaremos por su naturaleza de juguetón, cariñoso y cercanía a la familia.

Fuente: Bekia
Fotografía: prodigy.msn.com