Lamar Davenport, un ciudadano de Nueva York, fue acusado de asesinato en segundo grado un día después de que Edena Hines, de 33 años, apareciera muerta en la calle con múltiples heridas de arma blanca en el pecho.

Davenport mantenía una relación con Hines, señaló la policía. Policías que respondían a una llamada de emergencia a las 3:00 de la mañana encontraron a Hines yaciendo en la calle ante su bloque de apartamentos en West 162nd Street. Su muerte se certificó en el Hospital Harlem.

“El mundo no conocerá su talento y capacidad artística y lo mucho que tenía que ofrecer”, lamentó el actor en un comunicado.

El joven aseguró estar practicándole un exorcismo. “¡Salgan demonios! ¡les ordeno salir, en nombre de Jesucristo!”, gritaba mientras atacaba a Hines, según relató un testigo al ‘New York Times’.

El actor agradeció a través de Facebook las muestras de cariño recibidas:

Quiero agradecer las grandes muestras de amor y apoyo que ha recibido mi familiar tras el trágico e incomprensible fallecimiento de mi nieta. Muchas gracias desde el fondo de mi corazón”.

Fuente: excelsior.com

Fotografía: excelsior.com