Tras varios años de investigaciones, el neurólogo Guiseppe d’Orsi, de la Universidad de Foggia, y el profesor de Ciencias Biomédicas y Neuromotores, Paolo Tinuper, de la Universidad de Bolonia en Italia, sugirieron que Juan de Arco padecía epilepsia idiopática parcial, que afectaba el área del cerebro que controla la capacidad auditiva, lo que explicaría las famosas voces que escuchaba.

Para llegar a esta conclusión, analizaron los documentos en los que se retrata el proceso en el que se la condenó a la hoguera, en 1431, acusada de brujería y herejía. En ellos, se describieron los síntomas que se relacionan a este tipo de epilepsia, como oír voces, o tener alucinaciones visuales. Catalina de Alejandría y Margarita de Antioquía fueron dos de las santas que supuestamente vio la francesa.
Los investigadores italianos aun no han podido confirmar esta teoría. Entre algunas de las pruebas que faltan, se encuentran las supuestas cartas que Juana cerraba con un sello de cera y su huella digital, además de un cabello, con el objetivo de asegurar su identidad.

Fuente: Live Science / mx.tuhistory.com
Fotografía: mx.tuhistory.com