Se esperaba que la versión live-action de La bella y la bestia fuera un brutal golpe en taquilla durante su primer fin de semana de estreno, pero no al grado en que resultó. Recaudó 170 millones de dólares en Estados Unidos y un total de 350 millones a nivel global.

Esos números hicieron que rompiera algunos récords en el camino, y ahora la película estelarizada por Emma Watson puede presumir que:

1. Es la apertura más grande de todos los tiempos en Estados Unidos de una película clasificación PG

Le quitó esté título a Buscando a Dory, película que debutó en el país vecino con una recaudación de 135 millones de dólares en el verano de 2016.

2. Es el debut más grande de todos los tiempos de una película encabezada por una mujer

Una vez más, Disney demuestra que sus propuestas lideradas por personajes femeninos (dentro de las que sobresalen las últimas dos cintas de Star Wars) son garantía de océanos de dinero en taquilla.

3. Es el debut más grande de un remake live-action de Disney

Alicia en el país de las maravillas, Maléfica, Cenicienta y El libro de la selva son los remakes de carne y hueso que preceden a La bella y la bestia, pero ninguno se acerca a los números en box office que logró esta última (el récord lo tenía Alicia, con 116 millones de dólares).

4. Es la séptima apertura más grande de todos los tiempos

La bella y la bestia le quitó el puesto a Harry Potter y las reliquias de la muerte, Parte II (169 millones de dólares) y se quedó detrás de Iron Man 3 (174 millones).

Los refritos live-action son negocio garantizado para la casa del ratón y ya veremos qué otros récords bate esta nueva película al final de su corrida comercial en cines.

Fuente: swagger.mx
Fotografía: swagger.mx