Con la intención de ayudar a preservar la seguridad de automovilistas, evitar accidentes fatales y sanciones de tránsito, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñaron un dispositivo que restringe la velocidad de los vehículos de acuerdo con su ubicación geográfica.

Los creadores del sistema, denominado Sin Multa, Karen Dennis García Domínguez y Francisco Islas Alejos, de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas (UPIITA), señalaron que el proyecto surge como una solución a los accidentes que provoca el exceso de velocidad, así como para reducir la cantidad de fotomultas en las avenidas de la Ciudad de México.

Los alumnos del IPN subrayaron que el aparato opera en dos formas: monitoreo y limitación de velocidad. Ambas acciones requieren que el sistema obtenga la posición del vehículo y la velocidad actual, al cual no se le modifica nada.

Para lograr limitar la velocidad del carro se incluyó un circuito eléctrico en la salida del acelerador y la obtención de velocidad y posición actual se obtuvo a través de un módulo GPS que permite mayor precisión y adaptabilidad a otros sistemas.

Además, debe cumplir con algunos parámetros como: tiempo de actualización de al menos 1 Hercio y precisión de al menos cinco metros, estas dos características ayudan a mantener al vehículo localizado en todo momento y cualquier variación que exista no será significativa para la toma de decisión del programa.

Sin Multa es montable y desmontable, sirve para carros de 1994 en adelante y consiste en una pantalla que se alimenta de la conexión USB del carro con cinco volts. El circuito está integrado arriba del pedal de aceleración para detectar la velocidad. Si ésta rebasa el límite permitido, el aparato bloquea la señal de aceleración que le manda el pedal y por más que aceleres el carro no avanzará y si está por debajo del límite te deja avanzar.

“Esperamos que este proyecto pueda ser utilizado en un futuro por compañías automotrices como un módulo integrado en el carro e impedir accidentes”, señaló García Domínguez.

Islas Alejos comentó que lo innovador de Sin Multa es que maneja una limitación variable, a diferencia de los que existen actualmente que tienen un límite fijo. Éste funciona de acuerdo a la calle o avenida donde se transita.

De acuerdo con la metodología Costo Total de Propiedad, la cual es una práctica utilizada en el análisis y mejora de costos asociados a la tecnología, cuyo propósito es brindar una base de costos para poder determinar el valor económico total de una inversión, los politécnicos estimaron que el costo aproximado sería de tres mil pesos.

El alumno del IPN aseguró que actualmente ninguna empresa automotriz tiene un dispositivo de este tipo integrado para sus autos. “Con el alcance del proyecto se podrá formar una empresa que se dedique a fabricarlo y venderlo a empresas como Ford, General Motor, entre otras, o para el sector público como los transportes concesionarios”, agregó.

Sin Multa podrá ser activado o desactivado por el conductor manualmente y la base que está integrada actualmente es para una zona de prueba, pero se pueden cargar los datos para cualquier entidad del país.

fuente: excelsior.com
Fotografía: excelsior.com