La tasa de inflación interanual se ubicó en un 2,54%, menor al 2,87% del mismo mes del año pasado y del 2,60% del mes anterior, según cifras del instituto nacional de estadística, INEGI, divulgadas el jueves.

La inflación interanual de México moderó su ritmo hasta junio principalmente por un descenso de los productos agropecuarios, dando un soplo de alivio al banco central local que endureció la semana pasada su política monetaria para prevenir eventuales presiones de precios.

La tasa de inflación interanual se ubicó en un 2,54%, menor al 2,87% del mismo mes del año pasado y del 2,60% del mes anterior, según cifras del instituto nacional de estadística, INEGI, divulgadas el jueves.

La cifra resultó también inferior al 2,60% estimado por analistas en un sondeo previo de Reuters.

El objetivo de inflación del Banco de México (central) es de un 3%, más o menos un punto porcentual.

El índice general de precios al consumidor subió un 0,11% en el sexto mes del año.

En tanto que el índice subyacente -considerado un mejor parámetro del estado de los precios porque excluye los productos más volátiles- se ubicó en un 2,97% interanual hasta junio, menor al 2,93% de mayo aunque muy por encima del 2,33% del mismo mes del 2015.

La inflación subyacente se aceleró en el mes un 0,25%, debido a alzas en el subíndice de las mercancías, que creció un 0,27%, y el de los servicios, que sumó un 0,24%.

La semana pasada, el banco central de México subió en medio punto porcentual su tasa de interés referencial para evitar que la reciente depreciación de la moneda se traduzca en presiones inflacionarias, en medio de un deterioro de las condiciones externas.

El peso mexicano acumula una caída de casi 9% en lo que va del año, ante renovados temores a un frenazo de la economía mundial tras la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, y por la incertidumbre sobre el futuro de la política monetaria en Estados Unidos.

Fuente: AmericaEconomia
Fotografía: josecardenas.com