Desde hace años los adblocks, o bloqueadores de anuncios, han sido una solución para liberarnos de la publicidad digital invasiva que pobla los principales sitios de la red. El único gran problema de este tipo de extensiones es que afectan a los ingresos de los sitios.

Facebook no quiere ver afectados sus ingresos de publicidad, por eso encontró una forma de bloquear los adblocks en su versión de escritorio, permitiendo que su publicidad sea visible para todos. El truco detrás de esta maniobra de Facebook es que pasó toda su publicidad a HTML para que los adblockers no puedan distinguir un anuncio del contenido de la web.

En un comunicado la compañía arremete en contra de los adblocks, indicando que estas herramientas están reduciendo los fondos de servicios online como el periodismo y ante ellas “hemos decidido dar el poder al usuario”. Como indica, Facebook no quiere dejar sin opciones a sus usuarios, por eso ofrece a partir de ahora mayor control sobre la publicidad que pueden ver dentro de su servicio:

“Cuando preguntábamos a la gente por qué utilizaba bloqueadores de anuncios, la razón principal fue para acabar con la publicidad molesta. Ahora le daremos control al usuario en la forma que quiere ver los anuncios” se puede leer en el comunicado que anuncia el cambio.

Ya veremos qué tal le resulta esta movida a la empresa de Mark Zuckerberg.

A partir de ahora, la red social permitirá al usurio poder seleccionar los anuncios que le son relevantes y descartar los que no. Esta nueva herramienta de Facebook permitirá también al usuario bloquear ciertos tipos de anuncios.

“Si no quieres ver anuncios sobre coches o gatos, puedes eliminarlos de tus preferencias”, explican el comunicado.

¿Ésta será una maniobra exitosa de la red de Mark Zuckerberg? Es pronto para saberlo

Fuente: codigoespagueti.com
Fotografía: codigoespagueti.com