A pesar de afrontar una crisis, parece que nada detiene a Uber y ahora que todos están pensando ya en los autos voladores, la empresa de Travis Kalanick ya planea extender su servicio en los aires. Y luego de que lo anunció en octubre del año pasado, no podíamos evitar preguntarnos, ¿cómo planea hacerlo?

Pues bien, el día de hoy durante su conferencia de tres días, denominada Elevate, en la ciudad de Dallas Texas, la compañía de transporte privado explicó cómo planea conquistar el cielo con su futuro servicio aéreo mediante asociaciones con fabricantes de aviación, compañías de bienes raíces, eléctricas y con distintas ciudades.

Por principio, Uber hará equipo con las autoridades gubernamentales de Dallas, Forth Worth y Dubai, al tiempo que está aliándose con la firma de bienes raíces Hilwood Properties en la misma Forth Worth para detectar los sitios donde se construirían las zonas de despegue y aterrizaje, la cuales la empresa a denominado como vertiports

Eso en cuanto a la infraestructura para los vehículos, mientras que en lo que toca a la fabricación de los autos voladores, Uber se encuentra en medio de negociaciones con cinco fabricantes de aviones. Una de ellas es nada más y nada menos que Bell Helicopter, la fabricante del V-22 Osprey y el futuro V-280 Valor, y especialista en la construcción de vehículos militares y comerciales de despegue en vertical. Además de trabajar con Bell Helicopter, Uber espera trabajar con otros fabricantes más pequeños como Aurora Flight Sciences, Pipistrel Aircraft, Embraer y Mooney.

Según Jeff Holden, director de producto de Uber, los taxis voladores representan:

“El auge de la movilidad urbana: la reducción de la congestión y la contaminación del transporte, dando tiempo a la gente, liberando bienes raíces enfocados en el estacionamiento y proporcionando acceso a la movilidad en todos los rincones de una ciudad”.
Si las cosas le salen bien a Uber durante la cumbre Elevate donde, por cierto, los ejectutivos de las posibles empresas aliadas en este proyecto explicarán cómo funcionarán estas alianzas, la compañía de Travis Kalanick podría estar construyendo muy pronto su primer modelo de coche volador. En este sentido, Uber se encuentra positivo pues la compañía aseguró que tiene la firme intención de mostrar su primer servicio de coche volador en 2020.

Fuente: codigoespagueti.com
Fotografía: codigoespagueti.com