A unos días de que Ford Motor Company retirara su inversión de 1,600 millones de dólares (mdd) que prometió para México, Mark Fields, CEO de la compañía automotriz, dice que todavía se mantienen como un gran empleador en nuestro país.

“Aún tenemos más de 8,800 empleados en México y nos sentimos muy orgullosos de ello”, comentó Fields a Forbes México tras presentar la visión de la automotriz en el marco del North America International Auto Show en esta ciudad.

La semana pasada, Ford, que posee 6.2% de las ventas nacionales, anunció que retiraría la inversión que planeaba hacer en México y que destinaría más de 700 mdd a su planta de Flat Rock, Michigan, donde espera fabricar algunos de los nuevos modelos eléctricos y crear 700 nuevos empleos.

La decisión fue vista por muchos como una concesión de la empresa a la presión ejercida por el presidente electo Donald Trump para mantener la inversión dentro de las fronteras estadounidenses, algo que Fields ha rechazado reiteradamente

El presidente electo de Estados Unidos también ha amagado a otros gigantes automotrices. El pasado 5 de enero de 2017, Trump amenazó con imponer mayores impuestos fronterizos a Toyota si construía su planta en Baja California para armar su modelo Corolla.

Las presiones del empresario estadounidense a la industria automotriz ocurre mientras la venta de autos en México rompió récord en diciembre de 2016 al comercializar más de 1.6 millones de vehículos.

A pregunta expresa de Forbes México sobre la influencia de Trump en su decisión, Fields dijo que “no tuvo nada que ver, es puramente estratégica, la razón por la que la tomamos es que no necesitamos la capacidad, los autos compactos van a la baja, cuando planeamos la planta el mercado era muy distinto y ya no necesitamos esa categoría más”.

Fields mencionó además que México “aún es relevante para nosotros, no sólo desde la perspectiva de la producción, también hacemos ingeniería ahí, estamos muy orgullosos de nuestra operación en México”.

La decisión de Ford provocó que, incluso, el expresidente panista, Felipe Calderón, asegurara que México salvó a la firma automotriz dirigida por Fields durante la crisis financiera que comenzó en 2008.

Fuente: Forbes México – Read more at: http://scl.io/CPyGZtm9#gs.lYvJgzs
Fotografía: forbes.com.mx