Una mala noche la tiene cualquiera. El insomnio, las preocupaciones y el estrés hacen que nos despertemos con un aspecto cansado, una mirada lánguida y abatida, luciendo un rostro agotado que pocas veces conseguimos solucionar con maquillaje. Sin embargo, la naturaleza nos echa una mano para devolvernos nuestro mejor aspecto y lucir una mirada fresca. Con productos naturales conseguimos rebajar el hinchazón de nuestros ojos y difuminar las ojeras. ¿Cómo? Con este sencillo truco: algodones de manzanilla congelados.

Es uno de los remedios caseros que emplea la modelo Irina Shayk, además de muchas otras. Y vaya si funciona. Prepara una taza con agua hirviendo y sumerge dos bolsas de manzanilla. Tapa la taza para concentrar el calor y que la manzanilla se disuelva por completo en el agua. Espera al menos cinco minutos y después, empapa dos algodones en la manzanilla caliente.

Coloca los algodones en un trozo de papel de aluminio e introdúcelos en el congelador durante cinco minutos. Cuando ya se hayan enfriado bastante, póntelos durante 15 minutos en la zona de la ojera, con cuidado de no mancharte. ¡Notarás la diferencia! Tu mirada estará más despejada, el color de la ojera mejorará notablemente y tendrás un aspecto perfecto, como si hubieras dormido ocho horas seguidas.

Cuando retires los algodones, lávate el rostro con agua tibia y tu jabón habitual. Aplica tu crema hidratante y también un contorno de ojos. Espera a que los productos se absorban por completo y después inicia tu rutina de maquillaje. Aplica un corrector en la zona de la ojera. Recuerda que según tu tipo de color de ojera deberás usar un color específico.

Fuente: Zeleb.mx
Fotografía: prodigy.msn.com