En el Día Internacional de la Mujer recordamos la canción de Jaime Camil.

Como bien dice la letra, las mujeres son intensas como estrellas fugaces y nos enseñan a volar; y aun cayendose logran lo imposible.