Tras la victoria de Donald Trump en las elecciones norteamericanas, Melania Trump acaba de convertirse en la primera dama de Estados Unidos, título que hasta ahora ostentaba, con gran elegancia, Michelle Obama. Ahora todas las miradas se centran en la eslovana de 46 años, mujer del recién nombrado presidente.

Melania comenzó a hacer realidad su sueño de ser modelo cuando se trasladó a Liubliana, la capital eslovena. Allí continuó sus estudios de secundaria y fue descubierta por Stane Jerko, un fotógrafo que quedó sorprendido por sus intensos ojos azules y su 1,80 metros de altura. La joven comenzó su carrera profesional hace casi 30 años, compaginándolo con sus estudios de arquitectura, y consiguió protagonizar portadas de varias revistas, llegando incluso a posar desnuda en una ocasión.

Ahora bien, si por algo se dio a conocer fue cuando, en 2004 en Florida, se convirtió en la mujer de Donald Trump, con un vestido de John Galliano para Dior valorado en 200.000 dólares. Ella es la tercera esposa del magnate americano y tienen un hijo, Barron, que nació en 2006. La pareja se conoció en 1998 en una fiesta en la New York Fashion Week, cuando ella trabajaba como modelo y él estaba casado. Melania se resistió a tener una cita con él, pero todo cambió cuando él se divorció.

Hasta ahora, Melania ha llamado la atención con looks ajustados y altísimos tacones. La nueva primera dama suele decantarse por tonos pastel, especialmente el blanco, azul y rosa. Su prenda estrella es el vestido y opta por llevarlo de manga francesa o palabra de honor y largo hasta la rodilla, pero siempre marcando su espectacular figura.

el estilo 8

el estilo 7

el estilo 6

el estilo 5

el estilo 4

el estilo 3

el estilo 2.jp

el estilo 2

el estilo

Fuente: Woman
Fotografía: prodigy.msn.com