Hace algún tiempo, nos maravillamos con donde se plantea que, ordenando nuestros hogares podremos vivir en armonía con nosotros mismos.

Ahora, Hideko Yamashita es la sucesora de natural de esta idea gracias a , donde la autora reafirma que “al poner orden en los trastos de la casa, ponemos también orden en los trastos del corazón. Es una forma de recuperar y mantener el buen humor en nuestra vida”.

Por eso, decidimos investigar acerca de este sistema que invita a vivir sólo con lo necesario. ¿Podríamos aplicarlo? ¿Qué tan difícil es deshacernos de todo aquello que no es útil en nuestra vida y que no nos aporta nada esencial: desde la ropa que nos sobra en los armarios a esa relación que vamos arrastrando por costumbre, pero que no nos llena?

Acá, te contamos de qué se trata y todos los detalles del “Dan- Sha- Ri”.

Los orígenes del método
Según Yamashita, , el origen de su metodología nació luego de un retiro en un templo sagrado. “Al observar el espacio cotidiano donde viven los ascetas, me di cuenta de que allí existía una frescura completamente distinta a la que estamos acostumbrados”.

Eso hizo que la autora armara este sistema cuyo objetivo “es conservar las cosas que creemos necesarias y apropiadas para nosotros, con sentido y con una existencia justificada para su uso”.

Hideko explica que “normalmente ordenamos sin conciencia alguna. En cambio, si lo hacemos con el eje en el tiempo presente, lograremos deshacernos de recuerdos que ya no nos conmueven, libros que no nos representan y papeles innecesarios. También implica empezar a discernir lo útil de lo superfluo”.

Lo justo y necesario
La escritora comenta que “la palabra ordenar implica cierta obligación. Pero ‘Dan-Sha-Ri’ tiene una connotación distinta. Esto sucede porque se trata de una operación a través de la cual desenterramos cosas de nosotros mismos que hasta el momento estaban tapadas”.

Y agrega que “ordenar es una operación por la cual elegimos las cosas necesarias. La acción no consiste nada más que en tirar. Pero no se puede decir que alguien ordena, si se limita a meter cosas en una bolsa de basura para después guardarla junto a muchas otras. Eso es sólo cambiar el estado de las cosas, quitarlas del medio. Para el método ‘Dan- Sha- Ri’ resulta esencial sacar las cosas fuera de la casa”.

¿Cómo ponerlo en práctica?
Hideko señala que hay tres instancias para poner en práctica su sistema, que son:

Da: que implica cerrar el paso a cosas innecesarias que tratan de entrar en nuestra vida.

Sha: que se basa en tirar aquellos elementos que inundan nuestra casa y que no usamos y ni registramos tener.

Ri: es la instancia final y muestra la gran transformación. Consiste en el camino hacia un yo desapegado que vive en un espacio sin restricciones, en un ambiente relajado.

Fuente: Buit
Fotografía: prodigy.msn.com