Josefina Concha, cirujana dentista y especialista en odontología estética, entrega 10 tips:

1. Dejar el cigarro. Mancha los dientes, produce mal aliento y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades de las encías.

2. Realizar una limpieza profesional cada seis meses. Ayuda a reducir manchas asociadas con el café, el cigarro y el té. Además, elimina el sarro, que no sale con el cepillado.

3. Blanquear los dientes. Produce un efecto positivo en la autoestima. Es un mito que los tratamientos dañen el esmalte.

4. Cepillarse bien. Con cariño y sin olvidarse de la lengua, que es un reservorio de bacterias. El cepillo ideal es suave y de cabeza pequeña.

5. Cambiar el cepillo regularmente. Bien usados, duran dos meses, si los utilizas por más tiempo no cumplen bien su función.

6. Evitar alimentos muy pigmentados. El vino tinto, los dulces de colores, el vinagre, el té y el café poseen pigmentos que hacen que los dientes, con el tiempo, se vean más opacos y con una apariencia poco juvenil.

7. Mantener una buena salud. Las encías y los dientes son reflejo del estado del cuerpo en general.

8. Evitar el estrés. Altera el sistema inmunológico y seca la boca, lo cual la predispone a patologías como caries, mal aliento o enfermedades de las encías. En períodos de mucho estrés se debe tomar mucha agua y hacer enjuagues bucales con flúor.

9. No cepillarse con bicarbonato. Este ‘blanqueador’ casero es muy abrasivo y debilita el esmalte.

10. Mantener el buen humor. Sonreír transmite felicidad e irradia belleza; que los dientes no sean perfectos es secundario.

Labios seductores
Una sonrisa perfecta comienza en unos labios perfectos, humectados y cuidados. Un secreto natural que suaviza, hidrata y atenúa las arrugas de esta zona es el aloe vera. Es buena idea llevar en la cartera un pedazo de esta planta y pasar el gel de la hoja por la boca cada vez que se sientan los labios secos, o buscar productos de belleza que contengan propiedades de esta planta.

Fuente: Revista Mujer

Fotografía: Revista Mujer