Dependiendo del fabricante, existen pestañas postizas que son para usar una vez y otras que se utilizan varias veces: “las que sirven para varias veces requieren de aseo y cuidados especiales. Una vez retiradas de los párpados, se debe sacar los restos de pegamento, además hay que lavarlas en una solución de agua tibia con jabón y secarlas bien antes de ser reutilizadas”, afirma la doctora Balcells.

¿Cuál elegir?

Al comprar las pestañas postizas, las vendedoras ofrecen cortinas, una a una y racimos. Ignacia González, de , nos ayuda a distinguirlas:

– Pestañas en cortinas: es una corrida de pestañas que cubren toda la línea exterior de las pestañas superiores y las podemos encontrar en diferentes grosores y largos. La elección dependerá de la cantidad de volumen que le quieras dar a tus pestañas naturales y de la abertura que le quieras dar a tu ojo. Mientras más, largas más abertura.

– Pestañas de racimos: son pequeños grupitos de pestañas y se usan para intensificar la mirada pero con un efecto más natural. Las puedes poner desde la mitad de tu ojo hacia el borde externo, así se logra un efecto más almendrado. También se pueden ubicar en diferentes tamaños: por ejemplo partir con 2 racimos de 6 mm, luego 2 racimos de 8mm y finalizar con un racimo de 10mm. También las puedes pegar en toda la línea superior de las pestañas haciendo el mismo ejercicio; dará el efecto de un ojo “más abierto” pero menos natural.

– Pestañas una a una: son ideales cuando has perdido un pedacito de tus pestañas naturales, y las puedes pegar justo en los espacios libres. Rosa Balcells recalca que debes acudir a un experto en caso de elegir las últimas, ya que deben mantenerse y se utiliza pegamento permanente que está hecho con cianocrilato (pegamento instantáneo tipo La Gotita), que no se puede remover fácilmente. “En general no produce alergia, pero puede hacer que se adhieran las pestañas entre sí y causar inflamación de los folículos pilosos; las pestañas de aplicación domiciliaria vienen con tiras de pegamento que funcionan como un sticker, se despegan con una pinza tirando sobre las pestañas. Hay que realizarlo con cuidado, ya que pueden irritar la piel de los párpados o producir reacciones alérgicas”, asegura.

Para que la experiencia de usar pestañas postizas sea positiva, lo primero que debes tener en cuenta es el pegamento que usarás (Ignacia recomienda la marca Duo –disponible en DBS- o MAC). “Puedes elegir el color del pegamento según el maquillaje que realices: por ejemplo si te haces un cat eye negro puedes aplicar el pegamento negro”.

Paso a paso

1. Desinfectar tus manos.

2. Aplicar en una superficie limpia un poco de pegamento, como el tamaño de una lenteja.

3. Si usarás las cortinas, primero debes medir el tamaño antes de aplicar el pegamento; si te sobra puedes cortarlas.

4. Una vez lista la medida, toma las pestañas con una pinza y úntalas en el pegamento, sin que éste toque los pelitos de las pestañas, solo la base.

5. Aplicado el pegamento debes poner la cortina primero en el centro de tu ojo y continuar con el borde interno y finalizar con el borde externo.

6. Mantén tus manos presionando por un minuto para que se seque.

7. Repite con el otro ojo.

8. En el caso de las de racimo, haces el mismo procedimiento pero al momento de pegarlas debes fijarlas entremedio de tus propias pestañas. Ten cuidado de no entrar al ojo.

9. Para retirar cualquiera de éstas, usa un cotonito untado en desmaquillante bifásico, aceite de bebé o aceite de almendras. Pasa por el sector que está pegada la pestaña y suavemente comienza a tirar la pestaña hasta retirarla. Si está muy pegada, vuelve a humedecer el cotonito. Cuando salga todo, debes limpiar el exceso que quedó de pegamento con otro cotonito untado con aceite hasta que no quede nada.

Consejos de las expertas

– Hay que planificar temporadas de descanso para evitar fragilidad de las pestañas propias y se debe suspender inmediatamente su uso si se presentan alguna reacción desfavorable y consultar a su oftalmólogo, asegura Rosa Balcells.

– “¡Nunca compartas tus pestañas! Podrías contraer una infección”, asegura la make up artist Ignacia González.

Fuente: Revista Mujer
Fotografía: prodigy.msn.com