Ángel Sánchez Santiago es un herrero que habita en Juchitán. Además de ser una de las víctimas del temblor de 8.2, Ángel es el mexicano que dio la vuelta al mundo por las imágenes que se difundieron de él colocando la bandera de México sobre los escombros del Palacio Municipal de Juchitán.

La identidad del hombre que rescató la bandera de entre los escombros se da a conocer a cuatro días del temblor y a menos de una semana de celebrarse la Independencia de México.

“Fue como un mensaje a mis hermanos de que ningún fenómeno natural nos puede tener de rodillas, sino que debemos estar firmes, con la frente en alto, así debe estar mi bandera (de México) y no puede estar caída”, dijo en entrevista con Pascal Beltrán del Río, en Imagen Radio, Ángel, quien es vecino de la colonia Séptima Sección.

Ángel Sánchez Santiago salió de su casa tras el temblor para ir en busca de su hija. La primera imagen que encontró fueron las ruinas de la casa de dos pisos de una vecina suya. A ésta le sucedieron más; además de decenas de personas tristes y llorando por lo sucedido.

Al pasar por el centro de Juchitán vio el Palacio Municipal destruido. Se detuvo para intentar ayudar al grupo de policías que buscaban a los dos compañeros que se habían quedado bajo los escombros.

“Inmediatamente procedieron a la búsqueda de su compañero, esperando que estuviera vivo y me uní a ellos para buscar un signo de vida de los policías, pero no tuvimos respuesta”, aseguró Sánchez Santiago.

Mientras buscaba, alguien gritó: “¡Bájense de ahí!”. Al notar el peligro que representaba estar en esa zona, Ángel Sánchez descendió cuidadosamente, fue cuando vio la bandera mexicana en el suelo, amarrada a un barandal.

“Cuando vi mi bandera tirada me dio sentimiento; tengo un gran sentimiento por mi bandera; recordé que nuestros antepasados dieron su vida por ella y me dije que no podía estar ahí.”
El vecino de Juchitán la recogió y la amarró en una asta que improvisó con una vara de madera.

Ante la mirada de algunas personas y frente al lente de un periodista que captó el momento, Sánchez Santiago subió a la parte más alta de los escombros y plantó la bandera mexicana.

“La sembré en la parte más alta de los escombros con mucha tristeza por lo que le pasaba a mi gente, a mis hermanos zapotecas”, dijo en el programa radiofónico, Primera Emisión.

Tras su patriótico acto, y en respuesta a la “fama” que ha ganado a partir de ello, pidió la solidaridad de los mexicanos con los damnificados por el sismo.

“Yo amo a México y podría dar mi vida por mi patria. Amo a mi bandera, a mi familia y a mi gente zapoteca. Les digo a mis hermanos que aquí estamos y pedimos de su apoyo, no se olviden, estamos parados de frente y esperándonos hermanos míos. Ángel Sánchez Santiago”
El hermano de Ángel Sánchez Santiago le llamó desde San Diego, Estados Unidos, para decirle: “¡Ya eres famoso, estás apareciendo en los noticieros de EU!”

Fuente: Excelsior
Fotografía: prodigy.msn.com