Para muchos ha sido motivo de curiosidad y hasta morbo saber quién, en dónde y por­qué estableció un imperio de la droga. La vida de Joa­quín Guzmán Loera, alias El Chapo Guzmán, está llena de interrogantes.

La emisión El Chapo, crea­da por Silvana Aguirre Zegarra y producida por Daniel Po­sada para Univisión y Netflix, buscará dar algunas respues­tas a la audiencia para que conozca quién es y de qué ha sido capaz el que era conside­rado el hombre más buscado del mundo y que ahora se en­cuentra en una cárcel de Nue­va York.

La serie combina los in­formes de clase mundial y las ideas del equipo de investiga­ción de Univision News con un destacado equipo de ta­lentosos narradores y produc­tores”, dijo Camila Jiménez Villa, presidenta y jefa de la oficina de contenidos de Fu­sion Media Group que super­visa a Univision Story House.

El programa se basa en la biografía del capo mexica­no y cubrirá tres décadas del trabajo criminal de Guzmán; comenzará en 1985 cuando era uno de los miembros me­nos importantes del Cártel de Guadalajara hasta su última captura que lo llevó a la Gran Manzana. Es producida por Daniel Posada y tendrá tres temporadas. Manuel Cravio­to y Ernesto Contreras están a cargo de la dirección de la pri­mera fase.

El actor mexicano Marco de la O es el encargado de dar vida a este hombre en la pro­ducción que estrena el 23 de abril en Univisión y en junio próximo por Netflix. Si bien el nombre de Guzmán Loera permanece, se han cambiado los nombres de los demás in­volucrados en su historia.

“Esto es una serie de tele­visión, es ficción y no la rea­lidad. Sabemos que tenemos el compromiso de contar una historia real y verdadera. Toda la gente involucrada está ha­ciendo las cosas con bastante responsabilidad y honestidad para llevar esto a la panta­lla de la manera más verídica posible.

Pero no hay que olvidar que es una serie y estoy se­guro que la realidad supera la ficción. Tocamos puntos muy delicados sobre el narcotrá­fico, el gobierno, políticos, gente inmiscuida y no sólo de México, hay políticos y gente de Estados Unidos, policía, la DEA, la CIA. Usamos muchos nombres que se parezcan, el único personaje que usa su nombre real es el persona­je de Joaquín Guzmán Loera. La gente sabrá identificarlos”, dijo de la O, vía telefónica des­de Colombia.

De acuerdo con De la O, la primera temporada de la se­rie inicia cuando El Chapo te­nía apenas 32 años, hasta su captura el 9 de junio de 1993 en la frontera de Guatemala con México cerca de Ciudad Cuauhtémoc, Chiapas.

“Es complicado porque hay pocos videos de él cuan­do era joven. La historia ini­cia cuando tenía 32 años. La primera temporada termi­na cuando lo aga­rran a los 36. No hay ningún documento o video, quizá uno medio perdido por ahí en el bautizo de una sobrina.

“Es muy poco, yo tenía poco de cómo era de joven, cómo hablaba o se compor­taba. Era muy complicado buscar fuentes. Leí El imperio del Chapo, El cártel de Sina­loa, El último narco, Los se­ñores del narco. Los escritores también me fueron con­tando lo que ellos encontraron”.

Aunado a De la O, en la historia par­ticipa también el galardonado actor colombiano Alejan­dro Aguilar, quien señala que la serie tiene una importante labor que realizar en el senti­do de mostrar los estragos que las drogas están causando al mundo.

“Creo que es momento de contarlo. Si bien la televisión no tiene por qué educar, esta es una serie distinta, con res­ponsabilidad, con cinco años de trabajo detrás, con escrito­res, guionistas y productores que se dedicaron a escribir y a documentarse.

Tenemos la oportunidad de mostrar que la droga es el cáncer del mundo. La angus­tia siempre va a estar, pero es nuestra labor, pero es más peligroso censurar una histo­ria que no hacerla. El mundo y la sociedad están enfermos y a partir de esta serie, podre­mos hacer una catarsis y decir que así funciona la política y el país y el mundo, también está bien para hacer conciencia”, dijo vía telefónica.

Al elenco también se unen Humberto Busto como el abo­gado Conrado Sol, conocido como Don Sol (una figura im­portante de la política); Juan Carlos Olivas como El Güero (socio principal de El Chapo); Alejandro Aguilar como Toño (sicario principal de El Cha­po); Tete Espinoza como Chío (amante de El Chapo); Rodrigo Abed es Amado (un importan­te capo mexicano); Luis Rába­go es General Blanco (asesor de seguridad nacional), Cris­tina Michaus como Doña Es­peranza (madre de El Chapo); Valentina Acosta como Ale­jandra (primera esposa de El Chapo – Alejandrina María) y Juliette Pardau como Graciela (segunda esposa de El Chapo – Griselda López).

Fuente: Excelsior
Fotografía: excelsior.com.mx