Actualmente mucha gente sale a correr, estando en la ciudad o incluso cuando van de vacaciones ¿lo han notado? Algunos únicamente lo hacen por placer y otros porque realmente son deportistas y se están preparando para alguna carrera. El 27 de agosto se va a llevar a cabo el maratón de la CDMX, por ello, el Dr. Pedro Alejandro Téllez Duval, Ortopedista y Traumatólogo nos dará unostips para superar un maratón:

No tengas miedo de tu primera competencia: Prepararse para un maratón es distinto al entrenamiento habitual, ya que son mayores distancias y menor intensidad, es decir, deberás realizar tiradas largas a ritmo suave y menos entrenamiento a ritmo de tempo. Si quieres acabar en menos de 4 horas, corre de 50-60 km a la semana.

Ve con un especialista a evaluaciones médicas durante tu entrenamiento: Ten en cuenta que correr puede exponerte a lesiones latentes de actividades deportivas previas.

“Si entrenas demasiado, no ganarás el premio”: Evita los kilómetros innecesarios y no te arriesgues a sufrir lesiones por esforzarte de más. Recuerda tomar días de descanso, con entrenar de 3 a 4 días a la semana está perfecto (procura correr más de una hora).

No abuses de tu nivel: Un maratón incluye entre 3 y 6 meses de preparación… pero ¿y la recuperación? No participes en tantos maratones muy seguido, ten en cuenta que se requieren de 5 a 8 meses para cada uno.

Ponte en sus zapatos: Practica con las zapatillas que usarás el día del maratón, no estrenes ni uses unas demasiadas viejas.

No, no, no y no calambres: Evítalos tomando líquidos y carbohidratos durante la carrera. También es importante que durante el entrenamiento ingieras la cantidad suficiente de electrólitos (sodio, potasio y magnesio), minerales y oligoelementos.

¿Y si hoy no quiero entrenar?: Comienza tu entrenamiento con un trote suave durante 15 minutos. Si sigues sin estar relajado, da un paseo o sáltate el entrenamiento. A menudo esta tensión se debe a algún otro problema al margen de la falta de motivación, que puede ser por estrés, sobreentrenamiento, deficiencias nutricionales o alguna infección.

Ya casi, ya casi: Recuerda llegar descansado, con ganas de correr y sin rastro de fatiga. No olvides que el primer medio maratón es un objetivo en sí mismo, no lo utilices como un trampolín para saltar inmediatamente al maratón.

Triunfa en el maratón y haz lo siguiente:

1. Desayuna como lo haces normalmente

2. No te atasques de agua antes de la carrera

3. Inicia lentamente

4. Cubre tus pies con crema o vaselina para evitar rozaduras y ampollas

5. Conserva tu energía

6. Revisa el mapa de la carrera

7. ¡Disfrútalo!

Fuente: Moi
Fotografía: prodigy.msn.com