Existen los rumores de que en la Deep Web uno encuentra cosas perturbadoras e ilegales…es cierto, pero no es todo lo que uno haya en esa “capa” del internet.

Por supuesto, no te recomendamos que realices actividades ilegales en el internet profundo, “aunque no lo creas”, también puedes encontrar un montón de información y contenidos gratuitos que te serán útiles.

Libros, guías y software libre, desarrollado por sujetos independientes que sólo quieren compartir contigo, son interés de por medio, programas que te pueden ayudar en tus labores diarias.

De ti depende que decidas lo que harás.

¿Cómo entrar?
En la Deep Web existen páginas a las que no podremos entrar con un navegador convencional. Las extensiones (.onion, en su mayoría) utilizadas en este servicio son inaccesibles con un programa “normal”.

Para ello debes descargar –por ejemplo-, el Tor Browser, un software libre cuya instalación te permitirá abrir un navegador habilitado para dicha tarea.

A continuación debes elegir el sistema operativo de tu computadora (Windows, Mac o Linux), el lenguaje, y los bits (32 o 64).

Al elegir se descargará un archivo ejecutable. Revisa bien en qué carpeta se guarda, y ábrelo.

El archivo te pedirá permiso para instalar. Tendrás que permitirle a programa hacerlo, de preferencia acepta que se coloque un acceso rápido en el escritorio.

Recomendamos que apagues el Firewall de tu computadora y desactives el escude web de tu antivirus.

Reinicia la computadora y da doble click en el fichero del escritorio que dice Tor Browser.

Al abrir estarás en lo que se conoce como Deep Web, si decides entrar te recomendamos lo siguiente:

Nunca publiques datos ni información tuya.
Hasta que no entiendas los riesgos y te familiarices con esta función, NUNCA descargues nada.
No realices actos ilegales.
No contactes a desconocidos a través de esta red.
De preferencia tapa o desconecta cualquier cámara web.

Fuente: Dinero en imagen
Fotografía: dineroenimagen.com