La entrevista de trabajo es una de las situaciones más importantes del mundo laboral, ya que de la impresión que debemos dependerá un porcentaje muy alto que consigamos el puesto de trabajo que deseamos. Por ello, le damos diez consejos para que finalmente sea el elegido.

1. Investigue sobre la compañía

Antes de hacer la entrevista mírese la página de la empresa, apréndase su historia, sus objetivos, sus balances,… conozca un poco la empresa en la que pretende trabajar. Si tiene la suerte de conocer a alguien que trabaje en la misma, no dude en preguntarle.

2. No es un todo o nada

Los psicólogos advierten que tenemos que eliminar nuestros pensamientos negativos para que no condicionen nuestro cerebro antes de acudir a la entrevista. Para ello, no debemos pensar que es un todo o nada, si no somos los elegidos no pasa nada, se convertirá en una experiencia para la próxima entrevista.

3. Ponga al día sus redes sociales

En la actualidad no solo verán su CV. Las fotos que suba a Facebook, Twitter o cualquier red social, junto con la información que ofrezca de si mismo puede que sean analizadas también por el departamento de Recursos Humanos.

4. Cuide su imagen

La mejor elección es ir vestido como si ya trabajara allí, es decir, correcto pero sin pasarse. Para ello, mire en su página web si hay fotos de los empleados e investigue cómo visten.

5. Apretón de manos

No ofrezca su mano hasta que no lo haga el entrevistador. Sea enérgico, pero no se pase.

6. Lenguaje no verbal

Mire siempre al entrevistador a los ojos, pero sin intimidarle. Además, cuide la manera en cómo se sienta. Si lo hace muy adelantado dará imagen de agresividad, y si lo hace recostado dará impresión de dejadez.

7. Sea sincero

Responder: “No lo sé” a una pregunta de la que no sabemos la respuesta, puede que sea una de las cosas más inteligentes en la entrevista.

8. Las preguntas

Una de las preguntas más temidas en una entrevista de trabajo es: “Háblenos de sus puntos débiles”. Lo mejor será confesar nuestros defectos a la vez que damos soluciones al mismo, por ejemplo: “Soy impuntual, por lo que siempre me pongo alarmas en el teléfono y llego cinco minutos antes a todas mis citas”.

9. No hable mal de sus anteriores trabajos

Se trata de una línea roja que no debe cruzar. Por ello, sea diplomático cuando le pregunten por su paso por otras empresas.

10. No interrogue

Nunca se despida preguntando: “¿Cómo lo he hecho?” o “¿Pasaré a la siguiente fase?”.

Fuente: Economíahoy
Fotografía: prodigy.msn.com